SANCTI SPÍRITUS.- Es común escuchar refranes relacionados con el martes, los cuales recogen no hacer nada arriesgado durante ese día particular de la semana por considerarse de mala suerte, principalmente en la cultura latina.

Denominado de “mal agüero” para emprender algo importante, los dichos populares varían y se oyen en varias expresiones como En todas partes tiene cada semana su martes; Para un hombre desgraciado, todos los días son martes o Martes, ni te cases ni te embarques.

Según se cree el rechazo a esta fecha se remonta a los griegos, pues para ellos era de mala suerte, ya que tenían la creencia de que esos días estaban vinculados a Ares, el Dios de la Guerra en su mitología; al igual que para los romanos.

Circulan otras posibles razones para que se haya elegido el martes símbolo de mal fario, entre ellas debido a causas religiosas y a la historia en sí, ya que de acuerdo con las leyendas la caída de Constantinopla o el episodio bíblico de la Torre de Babel sucedieron justo en la referida fecha.

En cualquier caso, son muchas y muy diversas las explicaciones que atribuyen la desgracia al martes y que se ha mantenido por los siglos hasta la actualidad, aunque, según se afirma, la versión más antigua del refrán se recoge desde comienzos del XII: En martes, ni tu tela urdas ni tu hija cases.

Se dice que el día "desgraciado" varía en diferentes culturas, y para algunos la fecha funesta resulta el viernes, y se relaciona directamente con el número 13, el cual también tiene disímiles mitos, todos nefastos.

Las connotaciones aplicadas al martes en las culturas anglosajonas son iguales a las del viernes 13, o el viernes 17, en Italia.

Sin embargo, lo cierto es que pese a las múltiples explicaciones científicas que abundan para erradicar el temor a este día, el viejo dicho está aún vigente para referirse a lo maléfico y muchos son los que prefieren, "por si las moscas", pasar un martes 13 o viernes 13 -según la creencia- dentro de la tranquilidad de su casa.