CAMAGÜEY.- “Nosotros trabajamos para un público de cero a 150 años”, entonces sonrió la actriz de Teatro Andante, de Granma, minutos después de culminada la obra de calle El Modelo, en esta ciudad.

La exageración en el rango de edad no fue puro alarde, sino la afirmación de uno de los grandes hallazgos de esta agrupación aún por celebrar en el 2019 el aniversario 28 de fundada.

En aquella expresión se advierte la posibilidad ofrecida a cientos de espectadores en Cuba, de aprehender de experiencias múltiples a partir de las tantas vidas contenidas en sus motivos de representación.

Volvamos a El Modelo. Ese espectáculo fue apreciado este sábado en El Callejón de los Milagros, como una de las últimas opciones con que se va despidiendo el 8vo Festival Internacional de Videoarte de Camagüey.

Varios participantes y ciudadanos de paso por ese céntrico lugar admiraron la puesta escrita y dirigida por Juan González Fiffe, en la que actúa la actriz mencionada, Adis Nuvia Martí Cid, intérprete de la payasa Pipota.

“Nos ha resultado fácil para el público adolescente. La mayoría de las obras de Andante va a la dramaturgia espectacular. En este caso utilizamos máscaras y jugamos con las tecnologías de la imagen. Aquí es donde menos usamos música en vivo”, contó.

Pero no fueron solo los adolescentes los encantados aquí, como Adelante Digital leyó en los rostros de niños, jóvenes y adultos, algunos de los cuales la vieron primero en la Plaza Maceo, hace unas semanas, en la jornada Teatrino.

“Es un riesgo del teatro de calle que corremos en cada función. Algunos van decididos pero otros no se atreven. Sí sabemos que siempre alguien da un paso, aunque sea un niño”, concluyó.

FIVAC continuó la noche del sábado con las muestras en la sala Georges Méliès y culmina allí mismo, hoy, con un concierto de la camagüeyana Magui Blue radicada en La Habana, y recientemente premiada como cantante femenina del año.