Venezuela no es amenaza, somos esperanza, reza en la primera página del libro de firmas, por donde no solo desfiló lo más genuino del talento artístico juvenil de la tierra de El Mayor General Ignacio Agramonte, sino todo quien visite el espacio del café literario La Comarca, así como los transeúntes de paso por las áreas del emblemático Casino Campestre de Camagüey.

En la sede de la AHS, donde suele debatirse por los jóvenes sobre la calidad del producto artístico que allí se consume, hay una muestra del artista floridano de la plástica  Ivan Carbonell,  (Mochuty), quien basa su obra en siete pinturas de un gallo que defiende su patio y sus convicciones.

El joven artista declaró a la prensa que “Venezuela es uno de los países más solidarios y humanos del mundo y que su gente posee los valores que le inculcó su líder Hugo Chávez Frías. Lo que pretenden los yanquis –dijo--  es instaurar nuevamente el capitalismo en ese hermano pueblo.”

La firma del libro en apoyo a Venezuela estará amenizada durante todo el día de hoy por Harold Díaz y su grupo Punto de Giro, con música alternativa en función de la trova contemporánea. “La AHS es nuestra casa, dijo el joven músico y compositor,  y para nosotros es un privilegio que nos hayan invitado a actuar en ocasión del apoyo que brinda nuestro pueblo a la Revolución Chavista y Bolivariana.”

{flike} {plusone} {ttweet}