CAMAGÜEY.- Con un listón muy alto terminó hoy la XXXIX Jornada Científica de Ginecobstetricia a nivel provincial, la que durante dos días sesionó, auspiciada por el Capítulo de esa especialidad aquí y el hospital materno infantil Ana Betancourt, en el Centro de Convenciones Santa Cecilia.

La apreciación, con un consenso generalizado entre expositores e invitados, provoca una tensión adicional para la del próximo año, la cuarenta, pues fue evidente el elevado nivel científico de las investigaciones presentadas, y también la cantidad de estas que superaron las 70.

Destacó en esta sesión la denominada: Predictores del parto pretérmino, porque a pesar de que las tasas en este tipo de alumbramiento son bajas en el referido hospital y en la provincia, representa el 70 % de la morbilidad y mortalidad neonatal.

Se dio a conocer que según los criterios de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este tipo de parto es el que se produce antes de las 37 semanas de gestación, y unos 15 millones de niños nacen en el mundo bajo esa condición cada año, cuando hay marcadores que pueden anunciarlo antes de que ocurra y quedó claro que al suceder siempre es desfavorable.

Mantienen en el hospital citadino el propósito de reducir la cantidad de cesáreas. Allí, el 21 % de las gestantes primerizas traen sus hijos al mundo mediante ese acto quirúrgico mucho más arriesgado que el parto natural, según expresó el Dr. Sigfrido Valdés Dacal, especialista en ginecobstetricia y director de la institución hospitalaria camagüeyana. De ahí, esa opinión que reitera una y otra vez de que sea aplicada solo si es necesaria.

Trascendieron de manera particular los temas de la utilidad del banco de leche humana y de la aplicación del programa de Madre canguro o Piel a piel.

El Dr. Rafael Hidalgo Morales, especialista en Neonatología del mencionado hospital materno infantil y jefe de ese servicio, dio a conocer que fueron beneficiados 173 bebitos ingresados en ese centro y en el hospital pediátrico Eduardo Agramonte Piña durante el 2016; período en el que 581 madres donaron su leche luego de satisfacer las demandas de sus hijos, todo con muy buen resultado, y con la aspiración de pasteurizar leche humana para satisfacer el 90 % de los niños necesitados.

Al abordar el tema del Programa Madre canguro o Piel a piel, trascendió la favorable repercusión para aumentar de peso en los niños que nacieron sin alcanzar el idóneo y la perspectiva de utilizar el método desde el momento del parto con los bebés nacidos a tiempo y saludables, de manera que la madre sea trasladada a la sala con su bebé encima.

El papel de la ginecobstetricia en la adolescencia y el comportamiento de la reproducción asistida sobresalieron por su trascendencia en la vida, en el primero de los casos, de quienes no están preparadas para el camino de la maternidad; y, en el segundo, de aquellas que lo desean y pasan de un año sin alcanzar su anhelado objetivo, por eso serán abordados en otros espacios como repercusiones importantes dentro de esta jornada.

Durante el actual 2017 el hospital materno infantil Ana Betancourt exhibe una tasa de mortalidad infantil de 1,8 fallecidos por cada mil nacidos vivos, sin dudas, un resultado del primer mundo; sin embargo, profesionales del sector abogan por mejorar la calidad de los servicios y el Dr. Valdés Dacal mencionó lo beneficioso que ha sido el que especialidades como la anestesiología y reanimación, y la terapia intensiva, marchen vinculadas a la ginecobstetricia, incluso, de otros centros hospitalarios como el universitario Manuel Ascunce Domenech.