Aseguró, además, que el uso de los bancos de leche humana ayudan a la educación y promoción con vista a ese acto ideal a la hora de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables, más en este país donde los beneficios de la Salud son ofrecidos con carácter universal y gratuito, a propósito de visitar el de su tipo adscrito a la Sala de Neonatología de la mencionada institución, próxima a celebrar sus 75 años de fundada.

En un aparte con la prensa, la funcionaria halagó el que las madres cubanas disfrutan de garantías como la licencia de maternidad por un año, e hizo la salvedad de que no están bombardeadas por la publicidad de sucedáneos de la leche materna como ocurre en otras naciones.

D’Emilio añadió que la voluntad de la Unicef es cooperar con las buenas políticas de Salud Pública de Cuba, y a raíz de los bancos de leche que ya hay en ocho provincias, realizar promoción comunitaria sobre la importancia de la lactancia, y así llegar hasta la Atención Primaria de Salud (APS), o sea, las policlínicas y consultorios del médico y enfermera de la familia.

El fortalecimiento de este vínculo de Atención Secundaria (hospitales) y la APS, favorece a donantes voluntarias con leche en una etapa madura, porque, por lo general, en los hospitales maternos las obtenidas responden al calostro.

Por su parte, la doctora Odalys Rodríguez, Oficial de Programas de la Unicef, destacó que para lograr la relación con la comunidad se han capacitado los jefes de los Grupos Básicos de Salud de las provincias donde se instalaron esos bancos, donados por la citada organización no gubernamental.

En el de Camagüey comenzó a procesarse este alimento en enero último con el antecedente de su apertura, capacitación del personal y acondicionamiento desde agosto del 2015, durante la Semana Mundial de la Lactancia Materna. A partir de enero y hasta la fecha se han beneficiado con esa leche unos 16 bebés en estado de grave o crítico, de ellos 15 prematuros y 12 con bajo peso al nacer, de acuerdo con la información ofrecida por el especialista en Neonatología y jefe de ese servicio, el doctor Rafael Hidalgo Morales.

Además de los bancos de leche en funcionamiento están previstos uno en Sancti Spíritus en el 2016; otro en Cienfuegos, el año próximo; y el de Matanzas para el 2018.

A propósito de esta visita Yicel Ramos, de 25 años de edad, del municipio camagüeyano de Nuevitas, expresó su satisfacción porque su bebita está siendo alimentada por la leche de ese banco que recibe de otras madres que de manera altruista y solidaria donan el eficaz alimento, como Liuba Valdés, de esta ciudad, quien lacta a su hijo también, de ahí el precepto que identifica a ese sitio: Donando por un sueño.

{flike} {plusone} {ttweet}