• El pregón, emblema de cubanía

    Cuando lo escuché a media calle no pude reprimir la risa, su llamado era, a la vez, atrayente, hilarante y hasta un poco increíble. “¡Azucenas de Cartagena, de las baratas, de las bonitas, de las bueeenas!”. La sonrisa inesperada que me provocó, junto a la reacción de mi pequeño hijo, provocaron que volviera a reparar en la fuerza del pregón cubano.

  • Primero de banderas (Fotorreportaje)

    Es día de fiesta proletaria en Cuba. En manos, al pecho, en pulovers, en gorras, sostenida por ancianos, mujeres y niños, ella, la tricolor, que nunca ha sido mercenaria, se levanta como estandarte mayor.