CAMAGÜEY- Es día de fiesta proletaria en Cuba. Desde el municipio cabecera la fiesta comenzó a las 7.30 a.m., pero mucho antes del amanecer la Plaza se llenaba de gente, de sueños, de deseos, de fuerzas, de Revolución.

En manos, al pecho, en pulovers, en gorras, sostenida por ancianos, mujeres y niños, ella, la tricolor, que nunca ha sido mercenaria, se levanta como estandarte mayor. Toda la gloria de Cuba cabe en su gente, en sus obreros humildes, sus ancianos y sus amas de casa, cabe en su bandera.

 

1ro de mayo051ro de mayo05