• Ser futuro

    No es cualquier azul. Es el azul del cielo cubano, en su tono más intenso. Es el azul del cielo cubano en el pecho de nuestros niños, de nuestro futuro.