• Emparaguados o ensombrillados

    De estar vivo el escritor y periodista Enrique Núñez Rodríguez, quién sabe cuántos relatos más sacaría de su rico anecdotario para —desde la intimidad pública— contar de personajes como el  carretonero machista que puso en duda la masculinidad del sesentón que circulaba con un paraguas por una de las calles de la ciudad para protegerse de la intensidad del sol.

  • Quien a buena sombrilla se arrima...

    Surgieron hace unos cuatro mil años antes de nuestra era en China. Luego se extendieron a otros países como Grecia, Persia y Egipto, donde estaban solo al alcance de la nobleza. Más tarde su uso se popularizó en otras naciones y entre todas las clases sociales. Así llegaron a Cuba y se convirtieron en parte indispensable del atuendo de muchos en la Isla.