• Lo imborrable de Nagasaki

    Lo recordaré el resto de mi vida: un reloj detenido a las 11:02 am, la hora en que estalló la bomba atómica en Nagasaki, Japón, el 9 de agosto de 1945.