• Ernesto Piña: del entretenimiento a la reflexión

    Si algo quería Ernesto Piña, cuando pequeño, era ser tan fuerte como Voltus V e igualar la inteligencia de Elpidio Valdés. Quizás, en el presente, su físico no lo acompañe para salvar al mundo como el protagonista del popular filme japonés, pero su capacidad le ha permitido materializar, en la pantalla, sus propios dibujos animados, con un característico estilo de realización.

  • Cajita azul de las sorpresas

    La joven Lissette Hernández tiene dos niños y uno de ellos es autista. Ella comparte su drama y su esperanza de inserción de ambos en la sociedad.