• Con Martí, cerquita del cielo

    A pesar del tiempo, la historia vive en los jóvenes, y porque no existe un hoy sin ayer es que los “pinos nuevos” deciden ascender hasta el Pico Turquino, punto más alto de Cuba con sus más de mil 900 metros sobre el nivel del mar, para encontrarse allí con las más auténticas raíces de la Patria.