Y este día es grande, porque aquel de 1895 los patriotas conducidos por un Partido concebido para hacer la revolución, reanudaron la batalla inconclusa por conquistar su independencia de la metrópoli española.

El 24 de febrero nació también de la genialidad de un Apóstol que fue capaz de avizorar otro peligro, porque había vivido en el monstruo y le conocía las entrañas. Por eso levantó a los cubanos todos contra dos adversarios, había que vencer a España y erguirse contra un nuevo enemigo aún más peligroso.

Luego, 63 años más tarde, pero con el mismo ideal independentista, Ernesto Che Guevara realizó la primera transmisión radial, aquella que duró tan solo 20 minutos, en la cual lo que salió al aire fueron las notas del Himno Invasor. Sería la Sierra Maestra el corazón de esta otra idea.

Muy pronto se convirtió la radio en un arma formidable al servicio de la Revolución, porque permitió al pueblo tener conocimiento acerca de la situación y avances de la insurrección, además de constituir un eficaz instrumento de la lucha ideológica en la formación de la conciencia revolucionaria.

7RR era el indicativo de la planta y significaba con el número 7, julio séptimo mes del año, que aludía al 26 de julio y RR obviamente, Radio Rebelde. Un aspecto que tuvo que ver con esta historia fue el apoyo que brindaron los radioaficionados cubanos a Radio Rebelde y a la integración de la cadena de la libertad.

Mucho fue lo que aportó esta emisora tanto en el plano divulgativo como desde el punto de vista comunicativo entre los diferentes grupos de combates que se encontraban operando en la Sierra Maestra. A través de muchos radioaficionados simpatizantes con el movimiento, se enteraban de los pasos del enemigo y de los resultados de las operaciones de liberación.

Las dos fechas fueron protagonizadas por luchadores jóvenes y viejos, blancos, negros mulatos, humildes… una aguerrida y desinteresada tropa cuyo único consuelo era el de ponerse al servicio del ideal emancipador; una jornada rebelde dispuesta a los mayores sacrificios.

Y aún hoy continúa. No queda día como hoy sin recordar aquellas personas que tanto hicieron por esta libertad. Nuestra batalla es distinta y complicada, pero no hay que temer. Tenemos la guía de aquellos grandes que lo supieron dar todo sin querer nada.

Cuba hoy celebra el Día de los trabajadores de la Informática y las Comunicaciones, y también aquel reinicio histórico por nuestra libertad. Un solo pueblo por una sola lucha y con una misa historia.

{flike} {plusone} {ttweet}