LA HABANA.- La información de que Cuba recibió hasta el momento tres millones de visitantes extranjeros, indudablemente atrae hoy la atención de turoperadores y agentes de viajes que consideran a esta isla un escenario imprescindible para vacacionar.

Ese reporte de este jueves, difundido por el Ministerio del Turismo (Mintur) insular, corrobora las opiniones recientes de expertos que consideran una recuperación de esta industria de los viajes pese a descensos reconocidos oportunamente.

Los embates de ciclones a fines de 2017, las campañas contra la isla y otros pormenores de sobra conocidos por quienes trabajan en dicho sector, recortaron las cifras en su momento para un turismo que pese a ello se mantiene sumamente dinámico.

En esta oportunidad, el Mintur señaló que el archipiélago recibió tres millones de visitantes internacionales en lo que va de año y proyecta mejores resultados para la próxima temporada de invierno (noviembre-abril).

Insistieron en que los arribos continuaron su tendencia ascendente en 2018 pese a las campañas organizadas y dirigidas por el gobierno de Estados Unidos para desestimular el flujo de visitantes norteamericanos hacia este archipiélago.

Y como lista de principales mercados, mencionan a Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia, España, México, Argentina y Chile.

Pero de lo que se trata es de ciertas esencias que mantienen más que a flote al turismo cubano, como es el caso de la seguridad ciudadana, las bondades en cuanto a bellezas y protección medioambiental, la infraestructura y, sobre todo, la gente.

La mayoría de las encuestas certifican el agrado entre visitantes de los cinco continentes, que lo primero en sus respuestas es la amabilidad de los cubanos, y la calidad en aumento de los servicios.

Ya durante la pasada 38 Feria Internacional de Turismo de Cuba (FITCuba 2018) realizada en mayo en los cayos del centro de la isla, las autoridades difundieron una buena cantidad de datos que sustentan la esperanza de espiral creciente en este sector.

La planta hotelera cubana se compone en estos momentos de 69 mil 41 habitaciones, con el 63 por ciento de instalaciones de cuatro y cinco estrellas, y el 74 por ciento se encuentran en playas.

En Cuba laboran en el turismo 110 mil 416 personas, del que 41,2 por ciento son mujeres, y el 48 por ciento empleados menores de 45 años de edad.

El año anterior la isla atendió a cuatro millones 689 mil 896 visitantes extranjeros, para el 11,6 por ciento de alza, aunque en los ochos primeros meses de ese año el aumento fue de 26 por ciento, pero el azote del huracán Irma en septiembre redujo el paso.

En esta isla operan 17 compañías de cruceros con 25 barcos, y en el primer trimestre de 2018 apreciaron un alza del 28,6 por ciento en esta modalidad.

Y a Cuba vuelan 70 aerolíneas desde 73 ciudades importantes del mundo, existen 27 empresas mixtas, con más de cinco mil habitaciones hoteleras, y 21 gerencias de hotel, cuando en plan aparecen cuatro compañías mixtas para inmobiliarias y campos de golf.

Por demás, existe una cartera de inversiones con 140 proyectos, y se suman dos mil 152 restaurantes particulares (paladares) y 23 mil 185 habitaciones en hostales, todos bajo el auspicio del Mintur. Indudablemente que todas estas cifras hablan por sí solas.