CAMAGÜEY.- Un rotundo triunfo de la democracia y la paz acaba de obtener el Polo Patriótico venezolano al ganar más de 300 alcaldías de las 335 puestas en juego en las elecciones municipales celebradas este domingo 10 de diciembre en la nación bolivariana.

En una masiva concentración, pasadas las 10:00 p.m. en la Plaza Simón Bolívar, de Caracas, el presidente Nicolás Maduro hizo el anuncio de la aplastante victoria obtenida sobre la oposición que quiso boicotear la jornada comicial tratando de sembrar el miedo entre los votantes, y también al no presentarse algunos partidos con sus aspirantes, comportamiento que podría costarle no poder participar con sus candidatos a las presidenciales del próximo año 2 018, según la legislación electoral vigente.

A las elecciones municipales concurrieron alrededor de 9 millones 300 000 venezolanos, cifra que constituye un verdadero récord para este tipo de comicios, ya que significa el 47 % de los empadronados como posibles participantes.

A la victoria en el número de alcaldías ganadas por el chavismo, algunas tan importantes como la de Caracas, donde por primera vez ejercerá el cargo una mujer, se sumó la elección de Omar Prieto como gobernador de Zulia, con lo que el Polo Patriótico eleva a 19 las gobernaciones obtenidas en las pasadas elecciones regionales, de las 23 puestas en disputa con los opositores de la fragmentada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Es de destacar que la Revolución Bolivariana, a pesar de las agresivas medidas económicas y diplomáticas del presidente Donald Trump, cierra el presente 2017 a todo tren con importantes triunfos para la democracia y la paz obtenidos en las tres últimas confrontaciones electorales, como el de la Asamblea Nacional Constituyente, el de los gobernadores y ahora las de las alcaldías.

Se suma a ello el diálogo político convocado decenas de veces con la oposición y materializado el 1ro. y 2 de diciembre en República Dominicana, conversaciones a las que Maduro invitó a los partidos Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, en el Palacio de Miraflores, sobre la agenda de seis puntos acordados a desarrollar por ambos.

Junto a la política de diálogo político con la oposición y todos los factores productivos y sociales del país, la Revolución Bolivariana desarrolla un proceso de redimensionamiento de Petróleos de Venezuela (PDVSA) con vistas a reencauzarla y dejar atrás los nocivos efectos de hechos delictivos y de corrupción detectados y combatidos en esa vital empresa, por los que fueron puestos a disposición de la justicia importantes directivos de esta, y direccionarla al servicio de la economía del país.

Una importante medida que contribuirá a burlar el cerco económico del imperialismo norteamericano y la oligarquía nacional, constituye la creación del Petro, moneda virtual establecida a partir de este lunes por el Gobierno chavista que contribuirá al desarrollo de la actividad financiera internacional de la nación y facilitará el flujo de las inversiones extranjeras.

En medio de este contexto, el vicepresidente ejecutivo Tarek El Aissami, en reunión con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y aliados del Gran Polo Patriótico, anunció la candidatura de Nicolás Maduro Moros a las elecciones presidenciales del 2018, asegurando que de acuerdo con el comportamiento de los comicios para gobernadores y municipales, las posibilidades de reelección del actual Mandatario son mayores que de cualquier aspirante de la dispersa y desarticulada oposición, lo cual daría continuidad al proceso de Revolución económica y social emprendido por el comandante Hugo Chávez hace ya 19 años.