BOGOTÁ.- (PL) El senador Roy Barreras, vocero del Gobierno colombiano en los diálogos con las FARC-EP, afirmó hoy que pese a los contratiempos del pasado plebiscito la verdadera noticia es la terminación del conflicto con ese movimiento insurgente.

Esperamos ese anuncio durante décadas (...) y debido al limbo provocado por los resultados del plebiscito se nos fue diluyendo, pero es evidente que después de 52 años la guerra con ese grupo rebelde terminó, insistió el congresista en declaraciones a Caracol Radio.

La víspera, el canal Noticias RCN difundió un fragmento de entrevista con el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, quien expresó que viajaría a Bogotá y que esperaba una rápida refrendación del reciente acuerdo de paz, a través del Congreso de la República.

Simultáneamente circularon versiones en noticiarios locales sobre la rúbrica formal de dicho documento, dado a conocer el 12 de noviembre en la capital cubana, ceremonia sin confirmación oficial aún.

En su comparecencia radial Barreras dejó entrever la posibilidad de que el presidente Juan Manuel Santos informe al Parlamento acerca de la firma del consenso (para acabar la larga confrontación) y que a continuación el máximo órgano legislativo podría aprobarlo de inmediato -el camino más corto- o someterlo a debate durante varias sesiones a fin de emitir una ley al respecto.

Hay distintas opciones, pero ocurrirá en el Congreso esta semana, aseguró el parlamentario, quien aclaró que previo al paso de la refrendación no sólo deberá suscribirse el segundo tratado, sino que tendría que existir una conciliación entre el Ejecutivo y esa guerrilla en torno a dicho mecanismo de validación.

Tal legitimación permitirá que la paz empiece a caminar, que las FARC-EP puedan trasladarse hacia los proyectados sitios de concentración (puntos y zonas de transición) donde dejarán las armas para siempre, subrayó Barreras después de recordar la fragilidad del cese el fuego bilateral decretado a finales de agosto.

Esa medida es fruto del primer convenio rechazado en el plebiscito del 2 de octubre.

La gente está cansada de esta discusión, hay que dedicarse a refrendar este último pacto y a resolver otros problemas del país, manifestó.

Santos anunció que el venidero miércoles será debatido el tratado en el Congreso, previa conversación con las FARC-EP acerca del método de refrendación. Según el diario El Tiempo las bancadas están listas para dicho análisis.

No sólo es la opción más viable, es un imperativo, comentó el senador Iván Cepeda, integrante del Polo Democrático Alternativo, mayor convergencia nacional de izquierda.

En su opinión, el consenso de La Habana está cerrado, es el definitivo y no se puede modificar; entonces, lo que viene es la autentificación y el comienzo de la implementación, que deberá tramitarse a través del Legislativo, dijo.