El Air Force One aterrizó esta mañana (8:25 hora local) en la base aérea de Andrews, en Maryland, en las afuera de esta capital procedente de Buenos Aires, donde el presidente encontró protestas por el apoyo de su país al golpe militar que llevó a los militares al poder y causó más de 30 mil muertes o desapariciones entre la población.

El mandatario llegó a La Habana el pasado domingo, la primera visita a Cuba en 88 años de un gobernante de Estados Unidos, y durante los tres días reiteró su llamado para que el Congreso levante el bloqueo económico y financiero que su país mantiene por más de cinco décadas.

Lo hizo tras el encuentro oficial con el presidente cubano, Raúl Castro, en el foro de negocios entre empresarios de ambos países y en otras actividades colaterales de su agenda.

Desde la capital cubana viajó el miércoles a Buenos Aires, la primera visita de un gobernante estadounidense en 19 años, y allí la población manifestó su rechazo por coincidir su llegada, entre otras cosas, con el aniversario del golpe militar.

{flike} {plusone} {ttweet}