Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas; y Ciudad Juárez, en Chihuahua, ambas ciudades ubicadas en el borde fronterizo con el país norteño, recibieron a 393 cubanos, quienes aspiran a beneficiarse de políticas migratorias de Estados Unidos que, por razones políticas, otorgan privilegios a los ciudadanos de la mayor isla del Caribe al tiempo que discriminan a los de otras nacionalidades.

Por acuerdo con gobiernos centroamericanos, México otorga con carácter excepcional un permiso temporal de estancia a los migrantes cubanos provenientes de naciones del istmo.

{flike} {plusone} {ttweet}