El portavoz de la Presidencia Jorge Ortega envió en la madrugada del jueves una nota a periodistas en la cual confirmó que la carta de renuncia del mandatario ya se encuentra en el Congreso de la República.

Según Ortega, el dignatario, quien se encuentra en su residencia de la zona 15 capitalina, Pérez Molina firmó la carta a las 19 horas y, luego de procedimientos notariales y oficiales, se remitió al órgano Legislativo para su conocimiento.

El mandatario dimitente es señalado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) de codirigir junto a la exvicemandataria Roxana Baldetti La Línea, una red de desvío millonario de dólares en las aduanas.

"En la situación actual y teniendo por sobre todo el interés del Estado, me corresponde continuar con el debido proceso y por lo tanto presentarme ante la justicia y dirimir mi situación personal" expresa la misiva del gobernante enviada al presidente del Parlamente, Luis Rabbé.

El Ministerio Público de Guatemala solicitó anoche la orden de aprehensión de Pérez Molina, la cual fue autorizada por el juez de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez.

Durante una entrevista a una canal local de televisión, la fiscal general Thelma Aldana confirmó la acción en contra de Pérez Molina, a quien el martes el Congreso le quitó la inmunidad, mientras se giró una orden de arraigo en su contra.

Aldana aclaró que dependerá del togado si se ejecuta la detención o si cita al gobernante, quien dijo estar dispuesto a acudir a un juzgado, según el memorial presentado el miércoles por su abogado, César Calderón, ante Gálvez, a cargo del caso.

Pérez Molina reiteró en varias oportunidades que enfrentará a la Justicia y rechazó los señalamientos formulados en su contra por el MP y la Cicig, un ente adscrito a Naciones Unidas.

{flike} {plusone} {ttweet}