MOSCÚ, RUSIA.- Con el arresto hoy del fundador de Wikileaks, Julian Assange, en la embajada ecuatoriana en Londres, vence la hipocresía mundial, consideró la directora general de la cadena de televisión Russia Today (RT), Margarita Simonian.

Yo conocí a Assange hace ocho años, cuando vivía junto a un amigo en una pequeña aldea en las afueras de Londres, con un brazalete en la pierna, recordó Simonian, citada por la agencia RIA Novosti.

Assange de ninguna forma se atrevía a tocar otro tema fuera del estado del clima, mientras se encontraba en un local entre paredes. Cuando aquello eso me pareció una barbaridad, como mismo lo consideraban otros entonces, acotó.

En los paseos por el bosque, después de deshacernos de todo dispositivo electrónico, sobre todo, los móviles, nos contó cómo estaba construida la hipocresía mundial, narró la directora de RT.

Desde entonces, nos explicó que Google, twitter y otros instrumentos de las redes sociales existen para espiar a todos y para dirigir la opinión pública en el orbe, comentó Simonian.

Nosotros acordamos con Assange la realización de varios programas, mientras se encontraba refugiado en la misión diplomática ecuatoriana, y esta jornada los vamos a retransmitir en nuestros espacios, afirmó.

Al comprender que la hipocresía mundial siempre encontraría motivos para juzgarlo, presionarlo e, incluso, matarlo, en su momento buscó resguardo en la embajada de Ecuador, señaló.

Varias veces lo visité en la embajada de Ecuador, fuertemente custodiada por la Policía y en las pláticas le pregunté: ¿por qué lo hiciste?, con ello pusiste tu vida en riesgo para siempre", recordó la funcionaria mediática.

Es que odio mentir o cuando me mienten, me contestó Assange. Hoy la hipocresía mundial celebra su victoria, acotó.

Las autoridades británicas podrían extraditar a Estados Unidos a Assange, quien en su momento, a través de Wikileaks, puso al descubierto cientos de miles de documentos secretos del Departamento norteamericano de Estado, la Agencia Central de Inteligencia y otros órganos.

En los documentos aparecieron las notificaciones de la diplomacia estadounidense sobre países aliados de Washington, de una red de seguimiento por Google, Facebook o twitter y otras revelaciones.

Por esa causa, en Estados Unidos Assange podría ser acusado de atentar contra la seguridad nacional del país norteño y otros supuestos delitos, por los cuales recibiría fuertes condenas, incluida la pena máxima, estiman analistas.