NACIONES UNIDAS.- La representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, reiteró hoy la solidaridad de su país con Palestina y expresó grave preocupación por el peligroso deterioro de la situación en el Medio Oriente.

Al intervenir en un debate abierto del Consejo de Seguridad de la ONU, señaló que resulta muy lamentable que ese organismo, por la obstrucción reiterada de uno de sus miembros, no haya podido siquiera condenar la escalada de violencia y los trágicos acontecimientos ocurridos en Gaza.

Desde el 30 de marzo, las acciones de violencia de Israel en la valla fronteriza han causado la muerte de decenas de personas y dejaron más de cuatro mil heridos, recordó.

Cuba ha condenado en reiteradas ocasiones, el uso de fuerza excesiva, desproporcionada e indiscriminada por parte de las fuerzas de Tel Aviv contra civiles en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental y particularmente, la Franja de Gaza, añadió.

Asimismo, la embajadora condenó -una vez más- la construcción y expansión ilegal de los asentamientos israelíes en el territorio palestino ocupado, así como la demolición o incautación de propiedades y tierras de esa población.

Esas crueles y destructivas medidas, unido al criminal e ilegal bloqueo a la Franja de Gaza, infringen gravemente el Cuarto Convenio de Ginebra, alejan la posibilidad de una solución de dos Estados y vulneran los intereses legítimos del pueblo palestino, resaltó.
"Cuba reitera su enérgico llamado al Consejo de Seguridad a cumplir la responsabilidad que le otorga la Carta de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales".

En ese sentido, Rodríguez pidió a ese organismo adoptar las decisiones necesarias y exigir a Israel el fin inmediato de la ocupación de los territorios palestinos, de las políticas agresivas y prácticas colonizadoras.

Asimismo, añadió, Israel debe cumplir las resoluciones aprobadas por ese Consejo sobre la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión Palestina.

La embajadora demandó respetar el derecho a la libre determinación de los palestinos, así como a disponer de un Estado independiente y soberano, con su capital en Jerusalén Oriental y en las fronteras previas a 1967 y el derecho al retorno de los refugiados.

Continuaremos apoyando el ingreso de Palestina como miembro pleno de las Naciones Unidas, recalcó.

Asimismo, Cuba reitera profunda preocupación y rechazo por la declaración unilateral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, lo que constituye una grave y flagrante violación de la Carta de la ONU, del Derecho Internacional y de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, expresó.

Mi país también llama al cese de la injerencia en los asuntos internos, la agresión extranjera y el apoyo, financiamiento y suministro de armas a los grupos terroristas para promover la inestabilidad y los conflictos en el Medio Oriente, agregó.

"Cese la fabricación de pretextos y conceptos para intentar legitimar en este Consejo el uso unilateral de la fuerza y la agresión contra Estados soberanos."

En ese sentido, demandó la retirada total e incondicional de Israel del Golán sirio y de todos los territorios árabes ocupados.

Por último, Cuba expresó su profundo rechazo a la decisión del Gobierno estadounidense de retirarse del Acuerdo Nuclear con Irán y de reimponer sanciones a ese país, lo cual puede provocar graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente.