MOSCÚ.- Rusia denunció el secuestro y violación de su propiedad diplomática en Estados Unidos, tras la entrada ilegal de oficiales de seguridad norteamericanos en el consulado de ese país en Seattle.

No se lo pierdan, en estos mismos momentos las autoridades norteamericanas iniciaron el asalto al complejo inmobiliario del consulado general ruso en Seattle, declaró la vocera de la cancillería, María Zajarova, en su página de Facebook.

Un caso único: pueden ver cómo se realiza una apropiación ilegal por parte del Estado norteamericano, comentó la portavoz, en referencia a la entrada de los funcionarios al consulado ruso, tras violar los candados en la entrada de esa instalación.

Rusia finalizó las actividades en el consulado de Seattle el pasado día 2, tal y como lo exigió Washington, luego de anunciar la expulsión de 60 diplomáticos, bajo el argumento de que Moscú estuvo relacionado con el supuesto envenenamiento del doble agente Serguei Skripal y su hija Yulia.

La apropiación de la residencia del referido consulado constituye una violación de la convención de Viena sobre el trabajo de misiones diplomáticas, en específico, el principio de la inmunidad, la cual Moscú nunca suspendió en este caso, indicó la cancillería rusa.

En el edificio consular, las autoridades rusas dejaron la bandera nacional para recordar al gobierno norteamericano que ello se mantiene como propiedad de la embajada de este país.

Washington apoyó el llamado de Londres para lanzar un boicot diplomático contra Moscú por el caso Skripal, que llevó a la expulsión de más de 150 funcionarios rusos de misiones en unos 25 países.

El Kremlin respondió con la expulsión simétrica de igual número de diplomáticos y, en el caso específico de Estados Unidos, ordenó el cierre del consulado de ese país en San Petersburgo.