GUANTÁNAMO.- (ACN) EL V Seminario de Paz y por la abolición de las bases militantes extranjeras se inicia hoy en esta ciudad, con la participación de delegados de 25 países y el propósito de frenar la carrera armamentista que pone al planeta al borde de una conflagración mundial.

El encuentro, tal como subraya su convocatoria, refrendará la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, aprobada por todos los jefes de Estado y de Gobierno de la región, reunidos en La Habana, en enero de 2014.

Promueven este intercambio pacifista y progresista, el Movimiento Cubano por la Paz (MovPaz) y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, en coauspicio con la Organización de Solidaridad con los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), del Centro Martin Luther King Jr. y del Centro de Reflexión Oscar Arnulfo Romero.

María Do Socorro Gomes, Presidenta del Consejo Mundial por la Paz (CMP), del cual Cuba es miembro del Secretariado, del Comité Ejecutivo y Coordinadora Continental, subrayó este miércoles a la prensa local que la cita se celebra en coincidencia con varios focos de tensión en puntos del planeta donde existen instalaciones militares foráneas.

La titular de esa organización multinacional no gubernamental manifestó sentirse preocupada por el futuro de la paz, “amenazada irracionalmente en varios continentes”, y recalcó que el foro pacifista constituye un espacio para fortalecer la unidad y la cultura contra el belicismo liderado por las grandes potencias.

Aclaró a la prensa que Guantánamo ha sido escogida por el CMP, como sede, en solidaridad con este territorio, el cual padece desde principios del pasado siglo, la presencia de la ilegítima base naval norteamericana, la más antigua del país norteño fuera de sus fronteras.

Añadió que durante las sesiones se exigirá la abolición de esas instalaciones extranjeras en todo el mundo y en particular la que atenta hace 114 años contra la integridad territorial de Cuba.

Opinó que Estados Unidos debe devolver de inmediato a la Mayor de las Antillas su territorio ilegítimamente ocupado y a cerrar la prisión que existe en ese enclave.

El Seminario emitirá su Declaración Final, durante la clausura, el próximo sábado, en Caimanera, donde reiterará, al igual que en sus cuatro ediciones anteriores, el reclamo de la devolución -al archipiélago cubano- de los 117 kilómetros usurpados desde 1903 por la base naval del país norteño..

Otra exigencia será el cese del criminal bloqueo económico, comercial y financiero, un obstáculo para la completa normalización de las relaciones entre los dos países.

Silvio Platero Irola, Presidente del MovPaz, explicó que la de Guantánamo, es la base militar de más larga data en el orbe.

Aclaró que intervienen también en el cónclave, el Centro Memorial Martín Luther King, la Organización de Solidaridad para los pueblos de Asía, África y América Latina, representantes de más de 25 países.

Se presentarán ponencias, dijo, por parte de pacifistas de Cuba, Japón , Palestina, Italia y otras naciones donde existen bases militares, entre ellas Colombia y Argentina.

Las delegaciones expondrán aspectos relacionados con la ocupación militar en países de Europa, Asia, Oriente Medio y América Latina y el Caribe, región donde se encuentran asentados 76 de esos enclaves.

Alrededor de 200 voces de unos 25 países -investigadores y activistas- intervendrán en esta cita bienal que fortalece las expresiones de solidaridad con Cuba, consolida los objetivos de América Latina y el Caribe como región de paz, y sobre todo fomenta acciones en pro de la concordia internacional y del cese de las guerras y la hegemonía imperialista.

Forman parte del programa actividades culturales y visitas a barrios, además de la exposición de materiales audiovisuales, entre los que destaca el documental Todo Guantánamo es nuestro, que alude a la oposición del pueblo y gobierno cubanos a la permanencia de la base estadounidense en ese territorio

La declaración final del seminario se firmará y hará pública el seis de mayo durante un acto de masas en Caimanera, municipio con casi su tercera parte cercenada, desde hace más de un siglo, por el enclave estadounidense en su bahía, violatorio del derecho internacional, y considerado por Cuba como lesivo a la integridad y soberanía nacional.

Esta base aeronaval fue establecida cuando Estados Unidos ocupó Cuba, tras derrotar –gracias a la ayuda mambisa- al ejército español durante la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana, iniciada en 1898, y su arrendamiento lo respaldó un convenio bilateral (1903) que otorgaba la potestad a Estados Unidos de alquilar el terreno por el tiempo que necesitase.