ARTEMISA.- (ACN) Aún con dificultades, la producción de alimentos agrícolas en el país crece paso a paso, reflexionó José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), con miembros de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Durante el IV Pleno del Comité Nacional de la organización campesina, el también vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros enfatizó en la incidencia que tiene en estos resultados la creación- hace más de un año- de las organizaciones de base, las que comienzan a trabajar muy unidas a las juntas directivas de las cooperativas.

Se ven avances en la producción de renglones que aportan a la nutrición del pueblo y a la economía nacional, como la leche, cultivos varios, hortalizas, miel y carne, pero mejoran también otros indicadores relacionados con el funcionamiento integral de las formas productivas, entre ellos la incorporación de jóvenes y mujeres al sector.

La secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, Teresa Amarelle, coincidió con Machado Ventura en que hoy son más las féminas que encuentran desde la agricultura un modo de aportar a la sociedad y de encontrar su propia solvencia económica.

No obstante, dijo, hay que seguir trabajando para incrementar la incorporación, pues solo el 17, 9 por ciento de los asociados pertenece al sexo femenino.

Presente también en el encuentro, que tuvo por sede el Centro Integral de la ANAP Niceto Pérez, de esta provincia, Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, particularizó en cuanto a la producción de miel de abejas, cuyo cierre el año anterior mostró cumplimiento en todas las provincias cubanas, pero además, es un producto que sirve de fuente financiera para impulsar otros renglones como el café y el cacao.

Acerca de la recuperación de estos últimos cultivos en el oriente cubano, zona azotada en 2016 por el Huracán Matthew, el guantanamero Claudio Rodríguez, invitado al pleno por el municipio de Imías, describió el esfuerzo colectivo que allí se ha hecho para poner en funcionamiento tres mil 800 hectáreas de café y 577 de cacao.

De igual modo, mencionó, se recuperan los viveros para replantar las 97 hectáreas de coco afectadas por el evento.

Los debates estuvieron centrados en los objetivos de trabajo del XI Congreso de la ANAP, cuyo estado de cumplimiento fue analizado en este pleno, encabezado por Rafael Santiesteban, presidente de la organización campesina.

En el propio contexto fue valorado el enfrentamiento a las acciones delictivas, entre ellas el hurto y sacrificio de ganado mayor, la posesión ilícita de estupefacientes, violaciones forzosas a cajas fuertes y uso de vehículos de cooperativas para apoyar salidas ilegales del país.