LA HABANA.- (ACN) La Unión Eléctrica (UE) sugirió en esta capital la necesidad de incrementar el control del consumo de esa energía, sobre todo en los horarios de máxima demanda en Cuba, donde la generación es a partir del diesel.

Es imprescindible la aplicación de medidasque contribuyan al uso racional de la energía y deriven en ahorros inmediatos para el país, a fin de evitar interrupciones del servicio eléctrico en el sector residencial, informó a la ACN Kenia García Pérez de Alejo, especialista de la entidad.

En particular se refirió al alto costo de la producción de electricidad con diesel, un hidrocarburo líquido que diariamente le cuesta al país 1,4 millones de dólares.

 Sin embargo, aclaró que si en cada casa se apaga una lámpara de 20 watt (unidad de potencia) en el horario pico de cinco de la tarde a nueve de la noche, dejaría de generarse 400 mwh con ese combustible, el más caro y por lo cual pueden ahorrarse 44 mil dólares a la nación y en un año 16 millones.

En el caso del mayor consumomatutino, de 11:00 am a 1:00 pm y también en el vespertino, se cubre la demanda máxima, pero representa tres veces el costo de la generación con base crudo, por lo que apagar una lámpara significa triplicar el ahorro, esclareció.

Advirtió que en esa tarde-noche en cada hogar si se deja de usar una lámpara de 20 watt (unidad de medida de energía eléctrica, equivalente a un millón de vatios-hora),puede darse electricidad durante un mes a mil 555 viviendas, pero si esa simple acción es durante un minuto la economíaserá 183,3 dólares diariamente.

Según estadísticas, nacionalmente la cifra de clientes residenciales sobrepasa los tres millones900 mil, que si apagan un bombillo de 20 w en el horario pico nocturno diariamente representa una disminución de 28 mil 565 mwh de consumo de electricidad al año.

Eso implicará nueve mil597 toneladas de combustible utilizado para generar, entre ellos el diesel que, considerando el precio ponderado de todos los combustibles utilizados en la generación de 600 dólares la tonelada,serían aproximadamente cinco mil700 millones dejados de gastar en un año.