Las acciones están previstas para los días 14 y 15 de mayo en las cuales intervendrán los órganos de trabajo del Consejo de Defensa Nacional, los Consejos de Defensa provinciales, municipales y de zonas, indicaron a la ACN especialistas de la institución.


También participan los organismos de la  Administración Central del Estado, los órganos superiores de Dirección Empresarial, las entidades económicas e instituciones sociales, unidades y entidades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior.

Otro tanto hacen las organizaciones de masas políticas y sociales, los trabajadores y la población en general y en todos los casos deben tenerse en consideración las experiencias derivadas de los eventos que han afectado al país en los últimos años y la actual situación sanitaria.

Los Consejos de Defensa provinciales y municipales elaboran los planes de realización, los cuales incluyen los resultados de los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos realizados en cada territorio.

Los organismos de la Administración Central del Estado implementan acciones  de acuerdo con sus misiones en el proceso de reducción de desastres y las características de sus respectivas ramas.
 


Las entidades económicas de subordinación nacional organizan el ejercicio, según indicaciones que reciban del órgano superior de dirección empresarial correspondiente y del Consejo de Defensa de su territorio.  

Este es el principal ejercicio de preparación que realiza el Sistema de Defensa Civil, que se inició en 1986 con el fin de elevar la preparación de los órganos de dirección y la población para enfrentar ciclones tropicales.

Actualmente toma en cuenta los peligros de desastres apreciados en el país y contribuye a capacitar a  pobladores y trabajadores en primeros auxilios, socorrismo, rescate ligero y otras normas de conducta en situaciones de catástrofes.

El primer día, los órganos de dirección y mando en todos los niveles evalúan el resultado de las acciones aplicadas en el último año para reducir las vulnerabilidades y minimizar el riesgo en los territorios, organismos y entidades económicas, ante los peligros apreciados.

Analizan el funcionamiento de los sistemas de  vigilancia, así como también los de alerta temprana y las acciones de recuperación en cada territorio.

Realizan modelos sobre el probable impacto de los principales eventos de desastres, de acuerdo con los resultados de los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos, previendo los escenarios más extremos.   

Comprueban el sistema de comunicaciones del país para el aviso y orientación a la población, en especial contra  sismos de gran intensidad, huracanes y otros eventos extremos.

El segundo día el ejercicio está dedicado a la  ejecución de acciones que reduzcan vulnerabilidades en la comunidad y en las entidades económicas y sociales

Las actividades están dirigidas a la preparación de las personas residentes en comunidades de alto riesgo, sobre primeros auxilios, socorrismo y rescate ligero, los procedimientos y normas de conducta  para su protección.

Igualmente, para  reducir las vulnerabilidades de la comunidad, con prioridad en la higienización, la lucha anti vectorial y la eliminación de brechas sanitarias, la poda de árboles, la limpieza y la desobstrucción de la red pluvial, zanjas, desagües y drenajes naturales, principalmente en ciudades y poblados.

{flike} {plusone} {ttweet}