"El empoderamiento de mujeres y niñas y la igualdad de género no se logran con simples palabras, ni enfoques segmentados, sino que necesitan de voluntad y firmes compromisos de todos los gobiernos", afirmó en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW), cuya 60 sesión fue instalada la víspera.

En su intervención ante el órgano de Naciones Unidas creado en 1946 para promover el empoderamiento de las féminas, Amarelle defendió el derecho de todos los seres humanos a una vida digna y a un mundo en el cual las mujeres no sean solo beneficiarias del desarrollo, sino protagonistas activas.

Se trata de una lucha que no admite fronteras distintivas entre los países del Norte y los del Sur, advirtió en la CSW, que dedica sus dos semanas de trabajo a la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, un instrumento dirigido a combatir la pobreza y las inequidades durante los próximos 15 años.

La integrante del Consejo de Estado cubano recordó palabras del presidente Raúl Castro en la Conferencia de Líderes Globales sobre igualdad de Género, celebrada el año pasado.

Entonces el mandatario expresó: "Para avanzar hacia la plena igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es preciso ante todo un orden internacional justo y equitativo, que erradique la pobreza y el hambre, ponga fin a los conflictos bélicos, privilegie al ser humano por encima del capital y preserve el medio ambiente".

Amarelle señaló que Cuba concluirá este año sus funciones como miembro pleno de la CSW con la satisfacción de haber contribuido a fortalecer los mecanismos internacionales para el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.