He llegado aquí en una visita de amistad, afirmó a su arribo al Aeropuerto Internacional José Martí, y ratificó que  los pueblos de Rusia y Cuba están unidos por muchos años en una relación de amistad y colaboración.

Kirill afirmó que estos sentimientos buenos entre los dos pueblos se conservan y multiplican.

Yo tendré aquí la oportunidad,  hablando con la gente, de transmitir los deseos de amistad del pueblo de Rusia,  dijo, y añadió que en su condición de Patriarca de Moscú y de Toda Rusia, transmite los saludos de la Rusia histórica.

Les deseo bienestar al pueblo cubano, la alegría a todos ustedes, afirmó, y dio la bendición a toda Cuba.

Este cuarto viaje que realiza Su Santidad Kirill a la nación cubana estará marcado por el encuentro histórico que sostendrá mañana con el Papa Francisco, por ser la primera cita entre las Iglesias ortodoxa y católica tras varios siglos de desencuentros.

{flike} {plusone} {ttweet}