Como tal está conformado con las escuelas municipales y provinciales en cada uno de los territorios, en los que cada año se superan cientos de hombres y mujeres, mediantes cursos impartidos por académicos de los propios centros docentes y de las universidades.

Antecedentes

Cuando en 1925 quedó constituido el Partido Comunista de Cuba, una de las preocupaciones de sus dirigentes fue la atención a la preparación de los cuadros revolucionarios.

Tiempo después el grupo de jóvenes que cumplía condena por el asalto al cuartel  Moncada crearon  la academia ideológica Abel Santamaría en la prisión de la entonces Isla de Pinos.

Y ya a finales de la década del 50 el Movimiento 26 de Julio en la Sierra Maestra, continúa esa línea por mantener una constante preparación política e ideológica.

Para el dos de diciembre de 1960 surge la Escuela Nacional del Partido Ñico López, y con ella el Sistema Nacional de Instrucción Revolucionaria. Luego las Escuelas Básicas de Instrucción Revolucionaria (EBIR) de carácter masivo.

En diciembre de 1978, el Secretariado del Comité Central del Partido acordó convertir las escuelas provinciales en filiales universitarias y la Escuela Nacional en Centro de Educación Superior de tipo especial, con el fin de formar Licenciados en Ciencias Sociales.

{flike} {plusone} {ttweet}