Sayonara Tamayo miembro del Comité Organizador del evento,  explicó que la cita está auspiciada por el capítulo cubano de ALBA MOVIMIENTOS, integrado por 10 organizaciones sociales y de masas de la Isla.

Respondieron a la convocatoria 60 movimientos sociales y redes de 25 países, así como también líderes sindicales, campesinos, estudiantiles, mujeres, jóvenes, religiosos e intelectuales.

Durante el encuentro, protagonistas de las luchas emancipadoras en América Latina, celebrarán la victoria contra el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y pasarán revista a la contraofensiva del imperialismo, el capital y la derecha en el continente.

Además,  buscarán articular estrategias comunes dirigidas al fortalecimiento de la integración de los pueblos.

Javier Calderón, representante de Marcha Patriótica de Colombia dijo que las fuerzas progresistas se encuentran en el centro de una contraofensiva conservadora que pasa  por el resurgimiento  de los tratados de libre comercio para afianzar  el modelo neoliberal.

Ellos, abundó,  han sometido a grandes segmentos poblacionales a humillaciones crónicas y a la marginación social, laboral y democrática.

Calderón aseguró que el modelo que quiere exportar la Alianza para el Pacífico en toda  la América, es de represión, y  sometimiento a los trabajadores.

Paola Estrada, secretaria operativa de Articulación de movimientos sociales hacia el ALBA, con  representación en 24 países, destacó los esfuerzos del imperialismo y la derecha por derrocar a los gobiernos progresistas del área.

En tal sentido,  acotó, se encuentran en un nuevo  momento político regional, lo cual impone el desafío de articular estrategias bajo el mismo espíritu integracionista que propició el entierro del ALCA y el nacimiento del ALBA.

Hoy los movimientos sociales progresistas, conjuntamente con la celebración de  la derrota del ALCA, se  replantearán en esta cita   cómo adoptar posiciones comunes que frenen los apetitos imperiales y preserven la soberanía de los pueblos.

El ALCA fue un proyecto impulsado por Estados Unidos  con el fin de apoderarse otra vez de la región y someterla económica, financiera, jurídica, cultural y militarmente.

{flike} {plusone} {ttweet}