Sumar al proceso de integración a otras seis casas de altos estudios y perfeccionar las adecuaciones al horario escolar en  primaria y secundaria básica son algunas de las medidas que deben contribuir a una mayor calidad de la docencia.

La disponibilidad de maestros es también mayor, con más de seis mil egresados de las escuelas pedagógicas que ejercerán en la enseñanza general, como también se sumarán a la educación superior cerca de tres mil profesores entre jubilados reincorporados y jóvenes profesionales que desarrollarán en las aulas su adiestramiento.

Este período lectivo cuenta con mejores condiciones constructivas, gracias a los 78 millones de pesos invertidos en la reparación de centros educativos y círculos infantiles, además de los 20 millones destinados al mantenimiento de las universidades.

Para reforzar el aseguramiento material de este curso, se lleva adelante el completamiento de los laboratorios de Física y Química-Biología en las secundarias básicas y se distribuirán nuevos módulos de Ciencias Naturales para las primarias, al igual que las universidades se verán beneficiadas de la adquisición de  proyectores, impresoras y fotocopiadoras.

La informatización es otra prioridad para este año académico, en el que se han importado tres mil 900 nuevas computadoras para la educación general y mil 700 para la superior, como mismo aumentará la conectividad por fibra óptica o por Wi-Fi.

Para este período 2015-2016, la matrícula de primer a duodécimo grado sobrepasa el millón 700 mil niños, mientras que las universidades acogerán a más de 170 mil jóvenes.   

{flike} {plusone} {ttweet}