LA HABANA.- La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) estableció un grupo de principios que contribuyen a perfeccionar el sistema de protección al consumidor en sus unidades, informó Elisa Alfaro, comunicadora institucional de esa entidad.

Según Alfaro lo primero fue establecer aquellos derechos que la población debe conocer, como recibir un trato amable en los establecimientos comerciales, ser escuchado con respeto, tener a la vista el precio de productos y tarifas de los servicios, probar los artículos antes de adquirirlos y recibir el comprobante de pago.

También, abundó, obtener información veraz, oportuna y educativa sobre los servicios, productos y cualquier modificación que la empresa realice, así como también acceder al servicio postventa y de reparación en concordancia con los términos pactados en el contrato de compra venta.

La comunicadora explicó que a fin de garantizar una protección efectiva de esos derechos ETECSA implementó un sistema para conocer quejas y reclamaciones, que comienza con la habilitación del número telefónico 118.

Por esa vía dijo, el cliente recibe un número de reporte el cual, a partir de los controles establecidos, le permitirá recibir respuesta a su demanda.

Igualmente, acotó, implementamos otras vías para recepcionar las insatisfacciones como el correo electrónico atencióEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y la utilización del Libro del Usuario, disponible en todas las unidades comerciales.

Asimismo, el cliente puede establecer su inconformidad ante el jefe de la unidad, quien está en la obligación de atenderle y brindarle la información o solución que requiere su caso, subrayó la especialista.

Precisó que si la persona continúa insatisfecha con el trato o la respuesta recibida puede acudir al jefe del Centro de Telecomunicaciones de su localidad, quien tiene establecido un día a la semana para la atención a la población.

La comunicadora institucional informó que ante la existencia de algún problema que no haya encontrado solución en ninguna de las instancias anteriores, la persona podrá dirigirse al jefe de Departamento Comercial, después al Director territorial, y al jefe de Grupo de Atención Personalizada de la División de La Habana, quienes también atienden a la población una vez por semana.

Si ninguna de esas instancias ha podido resolver la queja, o no brindó al menos una explicación convincente, el usuario podrá recurrir ante el jefe de Departamento de Comercialización de la División de La Habana y, de ser necesario, ante el Director Comercial, quienes planifican un día al mes para esos menesteres, aseveró.

Alfaro aseguró que si agotados los pasos anteriores perdura el motivo de la queja, queda la opción de la Dirección de Protección al Consumidor y Atención a la Población, ubicada en Avenida Tercera e/ 76 y 78, tercer piso, Edificio Beijing, Centro de Negocios Miramar, Playa, La Habana, donde las personas serán atendidas.