LA HABANA.- Hagamos del V Festival Internacional de la Comunicación Social el punto de partida para una etapa cualitativamente superior en el desarrollo de la investigación, la publicidad, la propaganda, las relaciones públicas, la mercadotecnia, el diseño y la realización audiovisual.

Así expresó hoy, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Rosa María Pérez, presidenta de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), en la inauguración de la V edición del evento de carácter internacional que se extenderá desde hoy y hasta el próximo miércoles.

Pérez recordó la feliz coincidencia del inicio del Festival con el aniversario 27 de la ACCS, pues ambos son resultado del esfuerzo de los profesionales que integran la organización y de los estudios acreditados científicamente en todos los ámbitos de la comunicación.

Esta es una de las especialidades más jóvenes en el campo de las ciencias sociales generales, lo que obliga constantemente a académicos y profesionales a repensarla, analizarla y actuar en correspondencia con el interés de las naciones, afirmó.

Refirió que en Cuba se reconoce a la comunicación social como un proceso integrado con especialización en relaciones públicas, publicidad, mercadotecnia, propaganda, realización audiovisual, ilustración, diseño gráfico, redacción y edición para la producción de materiales comunicativos o piezas de comunicación.

En tal sentido, el comunicador social es un estratega y un administrador de todos los procesos de la comunicación, con amplia base política, ideológica, teórica, metodológica y cultural, que puede influir en lo económico, lo político y lo social, sentenció.

La presidenta de la ACCS se refirió a cómo estos profesionales favorecen las formas de hacer, utilizan resultados de investigaciones de manera particular y son fundamentales a la hora de evaluar productos, métodos y plataformas tecnológicas.

Significó asimismo que la organización cumple la misión de proveer productos y servicios en defensa de lo nacional.

En medio del escenario globalizado actual, hay que repensar el papel de la comunicación, las prácticas que de ella se derivan y su papel en la construcción de sentidos, desde la ética y el compromiso, enfatizó.

La comunicación tiene la capacidad de generar valores, y en la Isla ha sido esencial a la hora de fortalecer políticas públicas, de ahí que constituye un pilar en la defensa del socialismo, concluyó.

En el contexto de la inauguración se concedieron los Premios Espacio por la Obra de la Vida a Carlos Alberto Cremata Malberti, director de la compañía de teatro infantil La Colmenita; y otros profesionales de la comunicación entre los que se encuentran Andrés Franco, Luis Rodríguez García-Casariego y Ricardo Rey Mena.

De igual forma fue reconocida con el Premio Espacio de Comunicación Comunitaria, la Colmenita, pues en sus casi tres décadas de existencia ha devenido institución cultural líder en la formación de valores artísticos, humanos y éticos.

Otros lauros concedidos fueron el Premio Espacio a la Creatividad, el cual se adjudicó a los ilustradores gráficos Ricardo Monnar Álvarez y José Antonio Medina Soto; el Espacio de Relaciones Públicas, a Gabriel Enrique Gutiérrez Menéndez; y el Espacio de Comunicación Institucional al Banco Metropolitano y a la Radio Cubana.