LA HABANA.- ¿Qué claustro tenemos y cuál demanda la formación de profesionales de la prensa? y ¿cuánto más puede hacer la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) para apoyar esa tarea?, fueron algunas de las interrogantes abordadas en esta capital en el décimo pleno de la organización.

El último pleno del presente mandato de la UPEC–antes del X Congreso que acontecerá en julio venidero– analizó los pasos de la organización en el seguimiento a la formación de los periodistas en las diferentes academias del país.

Bárbara Doval, vicepresidenta de la asociación gremial cubana, expuso los resultados de un grupo multidisciplinario que recorrió los territorios donde hay centros de formación de profesionales de la prensa y esbozó el plan de acción para contribuir activamente en la preparación de los jóvenes periodistas.

Fidel Troya, de la provincia de Holguín, convocó a fortalecer el vínculo entre la organización y las universidades, así como el trabajo de investigación científica de las academias en relación directa con las necesidades de los medios de comunicación.

Valoró como positiva la práctica laboral pre-profesional y los cambios que se han realizado en los planes de estudio de la carrera de Periodismo, en el que los estudiantes han reconocido hay mayores exigencias. 

La presidenta de la Upec de Las Tunas, Adalis Ray, expuso las experiencias en su territorio en la captación de los estudiantes interesados en la carrera y resaltó la urgencia de un buen proceso de demanda de los profesionales para que se cubran las necesidades en los medios de prensa.

Maribel Acosta, presidenta de la Comisión Nacional de la carrera de Periodismo, reconoció en el debate con los miembros del Comité Nacional de la Upec e invitados, que una de las debilidades que tiene hoy la formación es el claustro académico, que no tiene el mismo nivel a lo largo del país.

Pidió que algunos de los mejores periodistas de la nación vayan a tiempo completo a las universidades para contribuir a la formación de los jóvenes con el ejemplo, las experiencias, las competencias y el prestigio en el ejercicio profesional.

Para Raúl Garcés Corra, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, la confluencia generacional en los claustros de formación es la fórmula ideal, con diversas visiones: jóvenes y experimentados.

Aprender a pensar y a interpretar la sociedad es uno de los elementos fundamentales que se aprende en la academia y debe ir de la mano con el ejercicio periodístico, para lograr sujetos políticos bien preparados, subrayó el profesor universitario.

Víctor Gaute, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, destacó que fue muy bueno el debate del décimo pleno sobre la formación de las nuevas generaciones de periodistas.

Convocó a la UPEC–con perseverancia– a guiar a los jóvenes profesionales de la prensa, con una práctica revolucionaria renovada, apoyar a la academia en la formación, y fortalecer así la vida universitaria para que sea una verdadera fragua de hombres.

El dirigente partidista reconoció el trabajo del Comité Nacional de la UPEC y la Presidencia salientes y que se renovará en el próximo X Congreso.

Significó que el trabajo de la organización en los últimos cinco años ha exigido grandes esfuerzos, adicionales, puntualizó, si se tienen en cuenta los cambios en la sociedad cubana y la desaparición física del líder de la organización, Antonio Moltó Martorell.

Pidió fortalecer las organizaciones de base de la organización, las diferentes estructuras y exhortó a proponerse metas superiores, con una mirada profunda al funcionamiento orgánico de la UPEC y visualizar las reservas que aún quedan en cada espacio de influencia gremial.

No es la rutina lo que nos debe acompañar en el ejercicio del periodismo, sino el compromiso, con raíces en los valores y con lenguajes cercanos al pueblo, comentó.

El décimo pleno de la Upec comenzó con un homenaje a la desaparecida periodista cubana y doctora, Isabel Moya, integrante del Comité Nacional de la organización, profesora universitaria e investigadora de los temas de género.

Gladys Egües recordó los inicios laborales de Isabel Moya y su trayectoria, y la rememoró como una mujer llena de iniciativas, muy creativa y con un sentido de pertenencia inmenso por la Editorial de la Mujer, de la que llegó a ser directora y a la cual dedicó su vida entera.

Dijo que la prensa cubana no podrá olvidar a Isabelita –como todos la conocían–, porque fue una de las más grandes conocedoras y estudiosas de género y comunicación, y supo encontrar las vías para realizar aportes a los estudios sobre el tema.   

La Unión de Periodistas de Cuba desarrollará durante el venidero julio su X Congreso, que estuvo precedido por un proceso interno de debate sobre los temas de interés y preocupación para los profesionales de la organización: ética y comunicación, innovación y nuevas tecnologías, la construcción de las agendas, así como también la gestión de los medios de comunicación y los contenidos.