LA HABANA.-Los proyectos del acuerdo energético rubricado entre Cuba y la Unión Europea priorizan la inversión extranjera, acceso a fondos de cooperación, y aumento del uso de fuentes renovables de energías en el desarrollo, afirmó hoy un especialista. A estos, se unen el fortalecimiento de las universidades y centros de investigación; y la promoción e incremento de la eficiencia energética en la industria y la mejora de sus capacidades, amplió en exclusiva a Prensa Latina el especialista de Energías Renovables del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Jorge Luis Isaac.

Sobre la firma del mencionado Convenio de Financiamiento para el Programa de Apoyo a la Política de Energía de Cuba, el 15 de mayo último, Isaac explicó que para cumplir con las líneas trazadas está previsto un financiamiento por un monto de 18 millones de euros, el cual deberá entrar en ejecución en septiembre de 2018, con una duración de 60 meses.

Para la puesta en marcha, dijo, Cuba aprobó un documento de acción para el Programa de Apoyo con el propósito de respaldar a la isla en la implementación de la Política para el Desarrollo Perspectivo de las Fuentes Renovables y el Uso eficiente de la Energía para 2014-2030, aprobada en el 2014.

Con este documento apoya el compromiso de Cuba de elevar la producción de eléctricidad con fuentes renovables de energías (FRE), de un cuatro a un 24 por ciento en 2030, entre las cuales se incluyen la biomasa cañera, solar, eólica -donde ya están determinados los lugares donde existe potencial-, y además, algo de energía hidráulica.

Rectoreado por el Minem, el programa contará con una oficina de coordinación encargada de coordinar, conciliar, y supervisar cada uno de los proyectos particulares y sus planes se correspondan con sus objetivos específicos, y se cumplan en correspondencia con la Política ministerial.

Así mismo, la oficina contribuirá a lograr que los cuatro proyectos funcionen al unísono y armónicamente, sin replicar esfuerzos, y que se utilicen los resultados obtenidos en investigaciones anteriores, remarcó.

Significó el experto que el Programa de Energía también está conciliado con los otros dos Programas que llevan a cabo la UE en Cuba relacionados con la agroenergía y el intercambio de expertos.

Se priorizarán los proyectos que arrojen resultados tangibles, señaló, como la electrificación de comunidades rurales, principalmente en las provincias orientales, y esclareció que en algunos lugares aunque existe suministro se realiza con grupos electrógenos que consumen diesel, y cuentan con pocas horas de electricidad.

Foto: Otilio Rivero Delgado/ Adelante/ ArchivoFoto: Otilio Rivero Delgado/ Adelante/ Archivo

Resaltó que siempre se buscará elevar la cantidad y calidad del servicio, para mejorar la vida y contribuir al desarrollo económico y social, y explicó que la electrificción de las comunidades se realizará acorde a las necesidades y potencialidades locales.

Isaac agregó que también existen localidades que atendiendo a sus recursos se pueden desarrollar miniindustrias locales, y recordó que deberán ser bajo el principio del uso de las FRE y de la eficiencia energética.

Para desarrollar el Programa se escogieron las provincias centrales, dijo y explicó que la decisión se debe a que cuentan con universidades preparadas y con investigaciones a fines a los diferentes proyectos.

Por ejemplo, la universidad de Cienfuegos tiene amplia experiencia en la eficiencia energética, el centro de estudios superiores de Sancti Spiritus en el empleo del biogás y desarrollo local, al igual que Ciego de Ávila donde también existe un avance en las miniidustrias, y en Villa Clara existen experiencias del empleo de la biomasa, detalló.

Además, habrá una extensión a Matanzas donde se ubica la Estación Experimental Indio Hatuey una de las empresas líderes en el desarrollo de la agroenergía, y amplió que en el municipio Martí existe una condición particular, tres plantas de biogás en granjas porcinas con exceso de producción, en este lugar se realizará un estudio para emplear el excedente en el transporte.

También esta previsto que los proyectos del Programa se vinculen a otros como la Tarea Vida, una prioridad para los municipios ubicados en la costa norte, muy vulnerables y con afectaciones anteriores por los huracanes.

Unido a ello, explicó que se escogerán municipios donde existan trabajos anteriores con la UE para dar continuidad a esas investigaciones y utlizar las experiencias alcanzadas, señaló.

Desde 2016, dijo, la UE y Cuba establecieron un Acuerdo de Programa de Cooperación Integral que abarca tres sectores, agroalimentario, energía y el marco institucional del gobierno o de gobernanza, en este último, ya se iniciaron intercambios de expertos en diferentes áreas de interés de la isla antillana.