LA HABANA.-Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, afirmó hoy en esta capital que el país pondrá todo su compromiso y esfuerzo al frente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El titular cubano cerró hoy la sesión de clausura del XXXVII periodo de sesiones del organismo regional, como parte del cual le fue otorgada a la Isla la presidencia pro témpore de la Cepal y dos de sus órganos subsidiarios: el Comité de Cooperación Sur-Sur y el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre desarrollo sostenible.

En presencia de Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, y Amina Mohammed, vicesecretaria general de las Naciones Unidas, el funcionario aseguró que los próximos dos años Cuba laborará con empeño y responsabilidad en ese cargo, privilegiando a los países caribeños, los más vulnerables del área.

Vamos a trabajar por lograr la articulación de las estrategias nacionales, definir metas claras y realizables a nivel regional y adoptar compromisos sólidos, de manera unida, junto a la Cepal, sostuvo.

A juicio del ministro cubano, otro de los retos de la Cepal en el próximo bienio será buscar alternativas para encarar las tensiones de la globalización y la insostenibilidad del modelo económico imperante, desterrar esquemas que fomentan la pobreza y desigualdad, aprovechar las posibilidades de la revolución tecnológica y enfrentar los desafíos del cambio climático.

Sería un gran éxito, dijo Malmierca, que todos los países logremos cumplir con las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2015.

Durante esta semana, los 46 Estados miembros de la Comisión y sus 13 asociados, analizaron temas de gran complejidad, entre ellos la ineficiencia de la desigualdad, la importancia del multilateralismo y la cooperación Sur-Sur.

También fueron aprobados 18 documentos, entre los que destacan los relacionados con el programa de trabajo del organismo hasta 2020 y sus ocho órganos subsidiarios, además de temas vinculados con los países sin litoral.

Desde el triunfo de la Revolución, Cuba es sede por primera vez de un período de sesiones de la Comisión, encuentro de mayor importancia de la Cepal.

En la inauguración de la reunión participó António Guterres, secretario general de la ONU, otro hecho inédito en la historia de los 70 años del mecanismo regional.