LA HABANA.- En los últimos tres años se han aprobado negocios con compañías de más de 20 países, informó hoy Rodrigo Malmierca, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, en el XXXVII periodo de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Los convenios, con montos de inversión superiores a los cuatro mil millones de dólares, se relacionan con la apertura al mundo luego de la aprobación de la Ley de inversión extranjera del 2014, e incluyen los sectores de energía, turismo, industria, agroalimentario, construcción, transporte, minería y petróleo, precisó.

En general, Cuba ha ampliado y diversificado su inserción económica internacional y mantiene relaciones comerciales con más 75 países, destacó.

Sin embargo, reconoció que tales cifras son alentadoras, pero insuficientes, pues entiende que atraer el capital foráneo es un proceso paulatino.

Estamos a disposición de los inversionistas y las compañías con intereses para apoyarlos en sus gestiones, por lo que pueden contar con la voluntad y la decisión del gobierno cubano, afirmó el titular.

Las declaraciones de Malmierca fueron durante el Seminario Inversión Extranjera: Oportunidades de Negocios y Desarrollo Sostenible para Cuba, que se celebra en esta capital como antesala de la cita de la CEPAL en la que participará el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Sobre la importancia del evento, el ministro reflexionó: es una excelente oportunidad para intercambiar sobre la inversión extranjera, por ser un tema de significativa relevancia para la región y para Cuba como parte del proceso de actualización de su modelo económico.

Dará la oportunidad de revisar y mejorar las estrategias de atracción de los países de la región; contribuirá a cerrar brechas productivas; y a reconocer que los efectos positivos de la inversión extranjera no son automáticos, comentó.

El seminario está integrado por dos paneles: uno integrado por empresarios que operan actualmente en la Isla y quienes compartirán sus experiencias, resultados y perspectivas; y otro, por representantes del Gobierno, directivos de instituciones internacionales y potenciales inversionistas, que debatirán sobre las oportunidades y espacios de cooperación.

Desde el triunfo de la Revolución, aquel Primero de Enero de 1959, Cuba es sede por primera vez del encuentro de mayor importancia de la CEPAL.