LA HABANA.- Luego de cinco días de fructíferos intercambios en aras de extender la vida de forma activa y satisfactoria, concluye hoy en esta capital el XV Seminario Internacional de Longevidad, al cual asisten más de 250 representantes de varios países.

El programa de la última jornada incluye una conferencia sobre la geriatrización de los servicios: un reto del envejecimiento, que impartirá el doctor Humberto Arencibia, presidente de la Sociedad Cubana de Gerontología y Geriatría.

También el Doctor en Ciencias Néstor Pérez Lache, eminente neurólogo cubano, expondrá el método neurodinámico estesiométrico para el estudio de la actividad nerviosa superior.

Otros temas versarán sobre la ortogeriatría, conferencia que dictará el Doctor Horacio Tabares, presidente de la Sociedad Cubana de Ortopedia y Traumatología, mientras el licenciado Juan Carlos Alfonso Fraga, director de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, expondrá sobre el acelerado envejecimiento poblacional, un problema mundial, del cual la nación antillana no está exenta.

En la apertura de Longevidad 2018, con sede en el Palacio de Convenciones de Convenciones de La Habana, el doctor Alberto Fernández Seco, jefe del departamento de Atención al Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del Ministerio de Salud Pública anunció que el 20,1 % de la población cubana tiene 60 años o más, según estadísticas del cierre de 2017.

Esa cifra constituye dos  millones 246 mil 799 habitantes en ese grupo etario, y auguró que para 2020 será el 21,5 % y en 2030 el 30.3, por lo cual se toman medidas para enfrentar el acelerado envejecimiento, debido a la baja tasa global de fecundidad y al incremento de la esperanza de vida.

Ante los más de 250 delegados de República Dominicana, Chile, Colombia, Panamá, Perú, Austria, Haití y Cuba, Fernández Seco también dio a conocer que en la mayor de las Antillas suman dos mil 526 centenarios, por lo que se toman medidas para garantizar una longevidad activa y satisfactoria.

Como parte de la cita, también se celebró el XIII Encuentro de Centenarios, en el cual los longevos expusieron con poesías, décimas, música, baile y risas, como se puede extender la vida humana de forma placentera.

Ese encuentro devino fructífero intercambio de centenarios y nonagenarios con científicos de varias especialidades médicas y glorias del deporte cubano, en el cual mostraron sus experiencias para llegar a esa etapa de la vida de forma activa y satisfactoria.