LA HABANA.- Una delegación bicameral del Congreso de Estados Unidos visita Cuba para constatar en el terreno los cambios de la política de Washington hacia la isla, divulga hoy la Cancillería del país caribeño.

El senador demócrata por Vermont Patrick Leahy lidera el grupo de legisladores, que también incluye a la representante demócrata por Florida Kathy Castor, detalla la Cancillería en su cuenta de la red social Twitter.

Leahy ha sido uno de los congresistas estadounidenses más activos en defensa del acercamiento que La Habana y Washington comenzaron en diciembre de 2014 para normalizar sus relaciones, proceso afectado por la postura hostil que muestra el presidente Donald Trump desde su llegada a la Casa Blanca, en enero del año pasado.

Trump insiste en fortalecer el bloqueo económico, comercial y financiero aplicado por su país a Cuba durante más de medio siglo y en revertir algunos de los progresos alcanzados en los vínculos bilaterales en 2015 y 2016, cuando se celebraron encuentros de alto nivel y firmaron varios acuerdos de cooperación.

Según el diario Tampa Bay Times, la oficina de Castor emitió la víspera un comunicado en el cual adelantó que en la isla los visitantes dialogarán con autoridades y con pequeños empresarios.

Asimismo, se reunirán con expertos en los sectores de la educación, la economía y la biotecnología, con el objetivo de discutir acerca de las posibilidades de mejorar las oportunidades económicas para ambos pueblos.

Además de abordar el impacto del cambio de política impulsado por la actual administración, el grupo bicameral trataría el tema de la salud y la seguridad de diplomáticos estadounidenses, después de que alegados incidentes, llamados con frecuencia ataques en la prensa norteamericana, sirvieran de pretexto para complicar las relaciones bilaterales.

Pese a la falta de evidencias sobre ataque alguno y las garantías del gobierno cubano de que no permitió ni permitirá acciones contra diplomáticos extranjeros, la Casa Blanca retiró a la mayor parte de su personal de la embajada en La Habana y solicitó similar medida contra la representación cubana en Washington DC.

"Durante los últimos meses, debido a los cambios impuestos por la administración de Trump, familias han sido blanco de cargas innecesarias y costosas al tratar de conectarse con sus seres queridos", advierte al respecto la nota de Castor reproducida por el Tampa Bay Times.