CAMAGÜEY.- (ACN) Las recientes medidas adoptadas en Cuba para estimular la fecundidad en el país, en descenso desde 1978, son acogidas con beneplácito por Osleidy Maury González, madre de tres hijos y una de las casi 10 mil mujeres que trabajan por cuenta propia en esta provincia.

Esas leyes ayudan mucho para sostener la economía de los hogares donde los niños requieren, además del cariño de la familia, de una seguridad material para cubrir sus necesidades básicas, comentó la joven de 30 años, titular del negocio Ernesto Estudio, dedicado al alquiler de trajes para bodas y cumpleaños.

Con dos niñas matriculadas en la Escuela Primaria Enrique José Varona, en primero y segundo grados, y un pequeño de dos años en el Círculo Infantil Sol Luminoso, ambas instituciones ubicadas en el reparto Julio Antonio Mella de esta ciudad, Osleidy agradece la exoneración del pago de la cuota mensual de su tercer hijo.

De igual manera, resultó muy gratificante para la madre cuentapropista el otorgamiento de una bonificación del 50 por ciento en el pago de las cuotas tributarias mensuales que debe abonar, a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Personales, según dispone la Resolución 26 del 2017, del Ministerio de Finanzas y Precios.

En recientes declaraciones a la página digital de Radio Cadena Agramonte, Jeannette Casanova Cosío, subdirectora de Empleo de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social (DTSS) en Camagüey, destacó cómo esas nuevas facilidades protegen a la madre trabajadora del sector no estatal y garantizan su derecho a una ocupación para favorecer, además la economía del territorio.   

Una convocatoria, extendió la directiva a todas las mujeres que ejercen las actividades particulares de forma ilegal para que se acerquen a las entidades municipales de la DTSS, se inscriban y actualicen su condición laboral para recibir esos beneficios.

Miriam Arcaya, jefa del Departamento de Educación Preescolar en la provincia, precisó en conversación con esta Agencia que el nuevo tratamiento para el pago por los servicios que se brindan en los círculos infantiles a las madres con dos hijos o más, acoge en el territorio a 369 progenitoras, representativas de varios sectores de la economía, tanto estatal como de otras formas de gestión.

Esa cifra, ínfima si se compara con la matrícula de niños en esas instituciones ascendente a más de ocho mil en Camagüey, es muestra de la necesidad de reemplazo generacional que existe en el país con un registro inferior a la Tasa Global de Fecundidad que establece un valor de más de dos hijos por pareja.

Juan Carlos Alfonso Fraga, Director e Investigador del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la Oficina Nacional de Estadística e Información, explicó en el espacio televisivo Mesa Redonda, dedicado a ese tema, que hoy dos millones 219 mil 784 personas en Cuba tienen 60 años o más, y la variable demográfica que más incide en ese envejecimiento es la fecundidad.