CAMAGÜEY.- Kevin Hernández Acosta, de 3 años de edad, afectado de una atresia esofágica, concerniente en un trastorno congénito de su esófago, fue beneficiado con una intervención quirúrgica compleja, realizada por el Doctor Alfred Maier, de la Universidad Médica de Graz, Austria, en el hospital pediátrico Eduardo Agramonte Piña, de esta ciudad.

El pequeño, sometido a varias operaciones, una en las primeras 24 horas de su nacimiento y la última, en abril del 2016, se alimentaba mediante una sonda, porque debido a la malformación no podía hacerlo por vía directa.

Mediante este proceder, efectuado por primera vez aquí, le fue reemplazado el esófago con parte de su propio estómago, conocido como ascenso gástrico pediculado, al convertir esa porción en forma tubular hasta el cuello, con la ventaja de requerir de una sola sutura a ese nivel, y no debe necesitar luego de otra intervención, ni vivir con limitaciones, o sea, su calidad de vida será a partir de ahora y luego de dos horas y media de la cirugía, como la de cualquier otra persona, aseguró el Profesor Maier a la prensa.

El Profesor contó con la asistencia de los doctores Yudeilys Rodríguez Ávalos y Aldo Arredondo Garateix, especialista en Cirugía Pediátrica y residente de 4to. año de esa especialidad, y los doctores Carlos A. Fernández Marrero y Georgina Sánchez Andújar, especialistas en anestesiología y reanimación, y la licenciada en enfermería Silvia Tamayo Rodríguez.

La operación fue apreciada por circuito cerrado, en tiempo real, por galenos de Villa Clara, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Las Tunas, Guantánamo y Camagüey, esta última sede del Simposio de Cirugía Torácica Pediátrica, que culminó con el acto quirúrgico y tuvo su jornada teórica ayer.

Karel y Yamila, los padres de Kevin y otros familiares allegados, expresaron su profundo agradecimiento al sistema de salud cubano, así como al esfuerzo de la dirección del “Eduardo Agramonte”, y muy en especial a su personal del servicio de cirugía pediátrica, capaz de organizar la participación del reconocido cirujano austríaco Alfred Maier.