CAMAGÜEY.- (ACN) Con el ingreso en el 2016 de más de un cuarto del millón de dólares por la exportación de carbón vegetal, la Empresa de Industrias Locales (EPIL) de Camagüey, generó ganancias que aseguran su estabilidad financiera y el desarrollo de sus ramas productivas.

A partir de la comercialización de ese renglón en el exterior, desde hace más de cinco años, la entidad muestra una reanimación económica dijo a la ACN Neida Verdecia, directora general de la EPIL.

La mayor recuperación se evidencia en la industria de materiales de la construcción para contribuir al programa de desarrollo que impulsa Cuba en la edificación y remodelación de viviendas por esfuerzo propio y por los subsidios otorgados a núcleos familiares con poca solvencia monetaria, subrayó Verdecia.

Los bloques, viguetas, plaquetas, pisos, celosías, losas exagonales, puertas y ventanas, que se comercializan en los puntos de venta del Grupo Empresarial de Comercio Interior en el territorio, representan actualmente el 56 por ciento de los ingresos de la empresa, aseguró la directiva, a la
vez que habló de producir otros agregados como mesetas para cocina, fregaderos y plafones.

Arnaldo Carballo, cliente del reparto las Mercedes, en la ciudad de Camagüey, consideró sobre la calidad de los pisos y bloques que comercializan en los mencionados sitios, la cual valoró como buena cuando no tienen poros, y denota, dijo, que la proporción de  los materiales con los que conforman esos productos es adecuada.

En el caso de las puertas de fundición, Carballo sugirió mejorar la terminación de las mismas, pues en ocasiones sucede que los remaches que fijan sus piezas no están bien colocados o faltan.

Otras producciones que se desarrollan son las artesanías y la cerámica, esta última con creaciones de mejor calidad, tras la inversión realizada en el taller El barro con la puesta en marcha de un nuevo horno de fuel oil, indicó Yamila García, directora de producción de la EPIL.

Por otra parte la rama de la talabartería, se reanima con la confección de bolsos escolares, maletines, carteras, y loncheras para la merienda de los niños, aunque todavía en espera de la importación de la piel tireta para fabricar monturas, el producto insigne por muchos años de esa entidad.

La EPIL en Camagüey, cuenta con cinco unidades básicas de producción en todo el territorio, que tienen a su cargo además, ramas de la industria gráfica, textil, metales, fundición y plástico.

Al cierre de febrero último, esa entidad cumplía la producción mercantil a un 126 por ciento y las ventas al 134 por ciento.