CAMAGÜEY.- A 43 millones de pesos asciende el monto de los valores que dedica el Estado cubano aquí para subsidiar en el 2017 a personas de bajos ingresos, con el noble propósito de adquirir los materiales de construcción y puedan rehabilitar sus viviendas.

Autoridades de finanzas y precios en el territorio informaron que el presupuesto se comporta a igual nivel al del año anterior, bajo el mismo procedimiento: los interesados realizan la solicitud, la cual es evaluada por una comisión de trabajo y ésta transfiere el dictamen a la presidencia de los Consejos Municipales de la Administración para la aprobación final.

La comercialización transcurre en las 20 tiendas y 33 puntos de venta habilitados por el Grupo Empresarial de Comercio para satisfacer las necesidades de los usuarios, aseguró a Adelante Elaine Porro Izquierdo, jefa del departamento de productos no alimenticios de esa entidad.

Desde el 2012, en que se puso en marcha el programa, y hasta el 2016 fueron aprobados en el territorio camagüeyano 3 911 subsidios con un financiamiento de 198 millones 339 mil 840 pesos, de ellos 3 813 atendidos en la red de establecimientos, en tanto el resto quedó pendiente por trámites bancarios.

La fuente añadió que 2 834 personas subsidiadas completaron las compras previstas, con una cuantía superior a los 127 millones de pesos y 979 han ejecutado parcialmente sus operaciones mercantiles.

Entre los productos ofertados se inscriben cemento, áridos, marquetería de aluminio, módulos hidráulicos, elementos de piso, pintura y acero, éste con un déficit de 430 toneladas, aclaró Porro Izquierdo.

En el anteproyecto de Ley del Presupuesto del Estado para el 2017, presentado por Lina Pedraza Rodríguez, titular del Ministerio de Finanzas y Precios ante la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, fijó como pauta, que a partir de la recaudación del impuesto sobre las ventas de materiales de construcción continuarán los subsidios para emprender acciones de mejoramiento de inmuebles.