CAMAGÜEY.- Los 88.6 millones de litros de leche entregados a la industria en el 2016, cifra no alcanzada en la provincia desde 1990, suponen un reto para los ganaderos en el recién iniciado año, cuyas condiciones climáticas, hasta ahora, desfavorecen la producción del rublo que distingue a Camagüey a nivel nacional.

El clima benigno, las inversiones y las mejoras en el manejo resultaron los pilares para el salto productivo del año pasado, cuando se consiguieron casi 16 millones de litros más que en el 2015, según informó Reinaldo Martínez González, especialista en ganadería de delegación provincial de la Agricultura.

Pero desde este enero el panorama se vislumbra desfiante. “Doce meses atrás había agua en los tranques y hasta llovió, esto favoreció una buena campaña de alimentación que dio más frutos gracias al aumento de los acuartonamientos con cercas eléctricas, lo que permite aprovechar más el pasto. Ahora la situación es otra, tal es así que entre 80 mil y 100 mil cabezas de ganado dependen de los tiros de agua en pipas”, comentó Reinaldo.

Hasta la fecha, faltando 18 bases productivas del grupo empresarial Azcuba por contratar, los planes de entrega de leche de vaca a la industria superan los 85.3 millones de litros, y así retomar el camino de los 90 millones, cantidades que no se obtienen en Camagüey desde los años 80 del siglo XX.

Para hacer realidad tal número el entendido sugiere el trabajo fuerte con el manejo ganadero, cumplir con la campaña de alimentación, garantizarle el agua a las reses, y continuar con los programas de recuperación de molinos de viento, las cercas eléctricas y el montaje de 113 bombas eléctricas acopladas a paneles solares.

De encarar con éxito la adversidad climática depende que este año persista el crecimiento de territorios como Guáimaro, que en el 2016 aumentó 2.5 millones de litros con respecto al año anterior, seguido de Sibanicú y el municipio cabecera.

Como estratégicos se consideran los empeños en las 20 bases productivas enroladas en el movimiento del millón de litros de leche, que representan el 24% de la entrega total de la provincia, y en el pasado calendario estuvieron lideradas por la Cooperativa de Créditos y Servicios Batalla de Las Guásimas de Vertientes con más de 1.4 millones de litros, escoltada por sus homólogas Evelio Rodríguez de Jimaguayú y Romárico Cordero de Florida.