CAMAGÜEY.- Un recorrido por áreas de la ciudad capital, para constatar el avance de unas obras, e inaugurar otras, de la salud, el deporte y la gastronomía, efectuaron las máximas autoridades de la provincia, como parte del programa constructivo en saludo al 58 aniversario del Triunfo de la Revolución Cubana

El hospital Amalia Simoni, uno de los bastiones principales de la medicina en la tierra de los tinajones, recibió la comitiva, encabezada por el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, Jorge Luis Tapia Fonseca y la Presidenta del Gobierno Provincial, Isabel González Cárdenas, para mostrar las potencialidades de la sala de terapia intensiva.

“Esta importante zona del centro cuenta con todas las condiciones necesarias para brindar una atención de calidad: la infraestructura con la que contamos es de primer nivel y el personal, altamente calificado, garantiza seguridad de los enfermos que permanecen aquí”, declaró el subdirector del centro, Arturo Amores Ramada.

Otro momento del periplo fue la visita al Centro Psicopedagógico, la cual constituyó, sin dudas, una oportunidad para conocer la labor de sus trabajadores y comprobar el cuidado que reciben los discapacitados físicos y mentales. También, los especialistas del lugar mostraron sitios de interés como los comedores y las aulas donde se les profesa a los pacientes un tratamiento especial según su discapacidad.

Los jóvenes, íconos, herederos y defensores de la Revolución fueron homenajeados, por igual en esta jornada, en especial, los residentes del Hogar de Niños sin Amparo Familiar en la Plaza de La Habana. Allí las personas encargadas de educar a los más chicos, compartieron con los presentes las experiencias que suponen el velar por los pequeños y el reto que representa formarlos para que sean en un futuro hombres y mujeres de bien.

La inauguración del Mercado Las Palmas, ubicado en la avenida de igual nombre, en el reparto La Vigía, significó un notable impacto para los vecinos de lugar, quienes pudieron disfrutar de una variada oferta de productos gastronómicos y agrícolas en este espacio otrora inutilizado.

“Ya tienen la obra en sus manos, ahora les toca a ustedes preservarla y mantenerla cuidada” señaló Tapia Fonseca, quien remarcó la importancia de continuar con la implementación de proyectos de esta índole para cubrir las necesidades básicas alimentarias de la población.

El avance de las obras pertenecientes al proyecto “La ciudad mira a sus ríos”, específicamente, en el tramo que comprende el Paso dos de Azcuba resultó una excelente noticia para las autoridades de la provincia. A través del diálogo con vecinos, se pudo conocer cómo el mejoramiento de la estética del entorno y otros elementos como el alumbrado público, ha coadyuvado a elevar la calidad de vida en ese punto de Camagüey.

Trascendió en el recorrido la apertura oficial del edificio ecléctico, donde en su planta alta viven seis familias, situado en San Esteban esquina República y cuyo remozamiento tardó 32 meses en completarse. En esta misma instalación quedó inaugurada, en la primera planta, la licorería “La Dulce Mulata”, una tienda administrada por el Grupo Empresarial de Comercio Interior (GECI).

Para sumar nuevas oportunidades de ingresos a la economía, quedaron listos para rentar diez cuartos en el Hotel Colonial, lo cual suma un total de 74 habitaciones al Complejo Hotelero Camagüey Ciudad de la cadena Cubanacán. El personal del inmueble manifestó al secretario del partido el deseo de proseguir implementando nuevos proyectos para incrementar la afluencia y el interés de los turistas a ese destino.

Este itinerario también comprendió la inauguración de la cafetería-pizzería “Las Maravillas”, que expende sus productos en las afueras del emblemático Parque Camilo Cienfuegos y la puesta en marcha de la Academia de Boxeo, donde se constató la idoneidad del escenario para entrenar a los pugilistas que otorgarán glorias a nuestro deporte camagüeyano y nacional.

También iniciaron sus funciones obras fundamentales por su elevado impacto social, como el Hogar de niños sin Amparo Familiar de Florida y el nuevo servicio de hospitalización de enfermedades infecciosas, perteneciente al hospital Amalia Simoni, que ocupa el antiguo policlínico del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Máximo Gómez Báez.