CAMAGÜEY.- El Partido Comunista de Cuba (PCC) analizó en su último pleno provincial las estrategias para continuar el desarrollo agroindustrial en pos de mejorar la alimentación del pueblo en el 2017.

Los militantes coincidieron en que no hay tema más importante en estos momentos que la producción de alimentos. La reunión comenzó con la crítica de Jorge Luis Tapia Fonseca, Primer Secretario de la organización en la provincia, al sector agropecuario y en particular a sus cuadros políticos y administrativos, principales responsables de los incumplientos.

Foto: Pedro Paneque Ruiz/www.cadenagramonte.cuFoto: Pedro Paneque Ruiz/www.cadenagramonte.cuAunque se cumplen en Camagüey algunos rubros como el arroz, la leche, la carne de cerdo y avícola, el desarrollo forestal, la producción de huevo y carne de res, los comunistas identificaron como un error que las metas se planifiquen alejadas de los verdaderos potenciales.

“Hay que analizar si esos planes satisfacen las necesidades de la producción, porque la gente no come planes ni sobrecumplimiento. Hay que pensar en compromisos productivos en consonancia con la necesidad y nuestras posibilidades reales”, apuntó el también miembro del Comité Central.

Aurelio Fumero Sosa, miembro del Buró Provincial, informó a los presentes que en el territorio existen actualmente 75 000 hectáreas para la producción, de ellas, más de 40 000 dedicadas a los cultivos varios, pero solo el 50% es aprovechado.

Durante 2016, se electrificaron 70 posiciones en toda la provincia, principalmente en antiguos polos productivos, y se espera superar las 60 en 2017. Además, se instalaron 113 bombas de agua que funcionan con energía solar para contrarrestar los efectos de la sequía. En este perído fueron recuperadas 2 600 hectáreas que estaban subutilizadas o infestadas de marabú u otras malezas.

Existen problemas con la fuerza laboral por falta de motivación y remuneración. De 24 000 usufructuarios o campesinos que hay en Camagüey, casi la mitad desaprovecha sus tierras, y en el sector cooperativo están ociosas también.

CADA CONSEJO POPULAR DEBE ABASTECERSE

Según la Diputada Isabel González Cárdenas, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, la estructura básica de gobierno, los Consejos Populares deben garantizar la producción de alimentos a sus habitantes.

“Hay que lograr que de las comunidades salgan los productos de primera necesidad, de las 30 libras per cápita de viandas que debe consumir una persona mensualmente al menos hay que asegurar 20 a nivel local”, apuntó.

En este sentido se inició el debate particularizado por municipios. Rugby Díaz, Primer Secretario del PCC en Florida, resaltó que allí se contrata con la empresa de Acopio el 75% de la producción. Reconoció que este año hubo dos bases productivas que no entregaron “ni un boniato”, y actualmente se encuentran en reestructuración.

“Hay que ser análisis mensuales para no permitir situaciones como estas. Los cuadros de la agricultura tienen que tener motivación y liderazgo y cuando no funcionan hay que tomar medidas”, agregó.

Sobre el tema Tapia Fonseca dijo que “somos campeones mundiales identificando problemas. Hay que cambiar la metodología de atención, los cuadros políticos y administrativos tienen que proponer soluciones y ayudar a desarrollarlas. Tenemos que cambiar 'la muela' por las acciones”.

“Es inconcebible que 300 de los 2 000 campesinos que tiene Florida no aporten nada. Si no se garantiza la alimentación de los trabajadores se van a media jornada”, agregó.

En Sierra de Cubitas se producen solamente 22 libras de viandas y hortalizas por habitante, según Yuneisy Ramos Vázquez, primera secretaria del PCC en ese municipio. En estos momentos allí se acometen cambios estructurales y administrativos en la empresa de cultivos varios, pues hay una situación económica compleja.

“En las asambleas del núcleo de las 13 organizaciones de base en los polos productivos estamos evaluando cada indicador que está por debajo y dando tres meses para solucionar los problemas radicalmente”, aclaró.

La máxima dirección política de la provincia llamó a diversificar los cultivos en este nororiental territorio pues actualmente solo priorizan el plátano y la yuca. Y a evaluar a los cuadros del sector por la cantidad de viandas que hay en la placita, no por las actas de las reuniones.

 En el año que finaliza en Santa Cruz del Sur se han conformado núcleos del Partido en siete bases productivas. Se recupera la infraestructura agrícola con importantes inversiones pero hay que exigir resultados a corto plazo. “En la comunidad Forestal estaban pidiendo buldózer para combatir el marabú que infectaba los mangales. Hoy 172 hectáreas se han saneado a base de machete en menos de dos meses. Próximamente 22 000 quintales saldrán de las 500 hectáreas que estaban en mal estado y donde se perdía el 40% de la producción”, informó Rolando Esquivel, líder del PCC en ese municipio.

En territorios como Vertientes y Nuevitas se están chequeando las metas a nivel de Consejo Popular, principalmente en los programas de agricultura urbana y suburbana. Pero aún deben particularizar la atención y elevar la exigencia de los presidentes de consejos y los delegados con las bases productivas y las tierras ociosas para lograr el autoabastecimiento.

MANUAL AGRÍCOLA PARA DIRIGENTES

En las palabras de cierre, Tapia Fonseca orientó la labor de los cuadros políticos y administrativos vinculados al surco para 2017:

“Los recorridos de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) , los sindicatos y los medios de prensa no pueden ser solo por las mejores fincas y polos productivos, hay que ir a donde están los problemas para ayudar a revertirlos.

"Minas, Nuevitas, Camagüey y Florida tienen dificultades que urge resolver. El Plan técnico económico debe estar al límite de nuestras posibilidades, hay que sustituir los aplausos de planes cumplidos por la insatisfacción y la ambición productiva.

"Se sigue desviando la comida, se produce mucho más de lo que se ve en las placitas, pero hay que luchar contra los intermediarios y revisar los mecanismos de distribución. Los indicadores de eficiencia, calidad y rendimiento tienen que guiar las labores en el campo.

 "No hay control adecuado del combustible, si se hubiese aprovechado la asignación para preparar tierras en los últimos 5 años, ya estuviera la provincia rodeada de plantaciones.

"Hay que continuar los mecanismos de vinculación de los recursos de otras entidades como la Organización Básica Eléctrica, AzCuba, El Ministerio de la Construcción, etc., para desarrollar la agricultura como se ha hecho en este 2016. Los 157 sistema de riego que se han entregado y los 1,7 millones de dólares invertidos en electrificación tienen que rendir frutos en el calendario próximo.

Tenemos el compromiso de cumplir con Fidel, con lo que nos pidió a los camagüeyanos, tenemos que cumplir con su añoranza de convertir esta provincia en modelo de la producción agrícola y construcción socialista para Cuba y el mundo”, finalizó.