CAMAGÜEY.- El litoral costero y las grandes extensiones de tierra de nuestra provincia constituyen, sin lugar a dudas, una reserva sin explotar a plena capacidad en la protección del medio ambiente.

Es por ello que proteger la diversidad biológica y el mejoramiento de los suelos para lograr la sostenibilidad alimentaria en territorio agramontino marcó un hito desde el punto científico en este 2016, año que está a punto de finalizar.

Fotos: del autor