CAMAGÜEY.- Cuenta esta provincia con un potencial de 35 proyectos para la inversión extranjera,  que aunque pueda parecer insignificante contra las 395 de la cartera de oportunidades del país 2016-2017, encierra un amplio campo, fundamentalmente en las vertientes agroalimentaria y del turismo.

Se supo durante la reunión de análisis del informe anual de la delegación territorial Camagüey-Ciego de Ávila de la Cámara de Comercio de la República de Cuba, la cual contó con la presencia del titular nacional, Orlando Hernández Guillén.

La gestión de la cámara de comercio de este territorio fue desarrollada en el contexto de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y del modelo económico, delineado por el VII Congreso.

De las 55 empresas asociadas a esa institución, 44 pertenecen a la provincia de Camagüey. Se incorporaron como nuevos miembros la UEB Nuevitas, de la Empresa de Servicios Portuarios Centro Este, la entidad pesquera industrial de Santa Cruz del Sur (EPISUR) y las empresas agropecuaria y citrícola Sola, agroindustrial Ceballos y la contratista general de obras de Camagüey.

Orlando Hernández Guillén, titular nacional de la Cámara del Comercio. Foto: Orlando Durán/AdelanteOrlando Hernández Guillén, titular nacional de la Cámara del Comercio. Foto: Orlando Durán/AdelanteLa actualización de temas de alta prioridad como la inversión extranjera, las exportaciones e importaciones, el contrato mercantil, sistema tributario, propiedad industrial, precios y costos y la calidad, estarán, entre otros, en los planes de capacitación de la cámara de comercio local para toda la región en el 2017.

Jesús Camilo Polo Vázquez, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial del Poder Popular para la esfera económica, razonó la necesidad de que las empresas se distingan por su eficiencia, competitividad, así como producciones y servicios de alta calidad.

Hernández Guillén manifestó que la incorporación de entidades a la cámara representa una posibilidad mayor de cumplir el objetivo y responsabilidad asignada por el Gobierno para que las entidades estén mejor preparadas y listas para desempeñar el trabajo con el comercio internacional en un mundo cada vez más complejo y alcanzar las metas de desarrollo de mediato y largo plazo.