CAMAGÜEY.- No se exagera cuando se dice que casi todos los servicios de la Salud Pública de esta provincia han sido beneficiados este año, ya sea de manera constructiva, con las consabidas modalidades de inversiones, reparaciones o remodelaciones, o con el recibo de equipos médicos y no médicos.

Maricel Hernández Torres, jefa del departamento encargado de estos menesteres en la dirección de Salud en el territorio, dio a conocer que el plan para las obras del sector ascendió a 24 millones de pesos, ejecutados más de 18 millones al cierre del mes de octubre.

Para esa fecha estaban finalizadas 193 obras y 186 objetos de obra, materializadas en los 12 hospitales de la provincia; dentro de estos sobresalen el Armando Enrique Cardoso, del municipio de Guáimaro, por su envergadura; la reparación capital de la sala de terapia intensiva del clínico quirúrgico Amalia Simoni, la de hospitalización que queda adjunta a este y antes pertenecía a la escuela vocacional Máximo Gómez Báez; en el universitario Manuel Ascunce ya son hechos concretos los servicios de gastroenterología, de rehabilitación, la reparación capital en nueve salones de operaciones, o sea, su mayor unidad quirúrgica.

No escaparon a los beneficios dos hogares maternos, 116 consultorios del médico y enfermera de la familia, siete hogares de ancianos, locales para el sistema integrado de urgencia médica, nueve farmacias, y varios centros de higiene, epidemiología y microbiología.

Mencionó, además, que en el arribo de equipos médicos y no médicos se cuantifican unos seis millones de pesos de los ocho previstos, con un impacto muy especial en el hospital oncológico María Curie, solo con un millón 900 mil pesos, en un Tomógrafo Axial Computarizado (Tac), ya en funcionamiento; los locales para el montaje del de Cobalto y braquiterapia ya están listos, mientras el departamento de medicina nuclear quedará con una nueva Cámara Gamma y una campana radioquímica.

Sin pasar por alto que entregaron equipos de laboratorio clínico automatizado, otras bondades destinadas al programa de anatomía patológica, los servicios de neurología, la actividad quirúrgica, y para estomatología.