CAMAGÜEY.- (ACN) Casi tres mil 500 camagüeyanos recibieron los beneficios de los servicios del Centro Provincial de Atención al Paciente Diabético, desde su fundación en 2009, cuando el territorio reporta el tercer lugar en la prevalencia de la diabetes mellitus en Cuba.   

La unidad de salud ingresa, de forma diurna y cada semana, un promedio de 15 pacientes descompensados, a los cuales se les regula su función metabólica, cuentan con interconsultas médicas y se les educa en el autocontrol de la enfermedad, explicó Ernesto Abad, su director.     

Sobre la base del tratamiento médico, la nutrición, el control del estrés y el ejercicio físico, la entidad instruye a personas que han tenido una hospitalización a consecuencia del padecimiento, fueron diagnosticados recientemente, o presentan complicaciones crónicas.     

En el área asistencial a los pacientes se les realizan análisis de sangre y de orina, se controla su tensión arterial y se les evalúa la nutrición, además de brindarles conferencias de orientación y consejo para una mayor calidad de vida, señaló por su parte Celia de la Cruz, endocrinóloga de la instalación.   

]Además de esa especialidad, existen consultas de oftalmología, nefrología, angiología, oftalmología, dermatología, fisiatría, y de especialistas en dietética quienes indican la dieta macrobiótica, de elevadas propiedades alcalinas, nutritivas yantioxidantes.     

Alberto de Armas Padrón, con una década como diabético y uno de los tres mil 500 beneficiados, consideró muy útil el trabajo del centro en sus primeros siete años, pues aunque la diabetes es bastante común en Cuba y en el mundo, y crecen sus cifras, las personas deben informarse más.     

A la atención de adultos, el centro suma en el verano la capacitación de niños aquejados de esa enfermedad y sus familias, en un intercambio a través de técnicas participativas e iniciativas artísticas.     

Sin embargo la capacidad del centro es su talón de Aquiles, expresó por su parte la sicóloga Norkys Casal, pues la demanda y las necesidades de los diferentes servicios son mucho mayores que la actual disponibilidad estructural, lo cual no permite admitir más de 15 pacientes por semana, argumentó.     

Con una tasa de 6,8 enfermos de diabetes mellitus por cada mil habitantes, la provincia de Camagüey se ubica en Cuba, luego de La Habana y Matanzas con las mayores cifras de prevalencia de ese padecimiento.